El tiburón ballena, el pez más grande del mundo

Es el pez más grande del mundo, pero esto no le exime de amenazas. Y es que la pesca ilegal, la contaminación de los mares, el tráfico de embarcaciones y el turismo no sostenible son solo algunas de las acciones que pone en peligro la supervivencia de esta especie. Tanto es así que, el 30 de agosto, se celebra el Día Internacional del Tiburón Ballena con el fin de concienciar a las personas de todo el mundo de su necesaria protección. En este clip natura, la bióloga y escritora Mónica Fernández-Aceytuno, nos acerca a este gigante del mar.

El tamaño del tiburón ballena (Rhincodon typus), lo convierte en el pez más grande del mar, llegando a medir más de 12 metros de largo. Suelen habitar en los océanos y mares cercanos a los trópicos, aunque algunos ejemplares han sido vistos en aguas frías. Generalmente nada en las profundidades del mar, pero se le ha llegado a ver cerca de la costa.

Características del tiburón ballena

El tamaño del tiburón ballena (Rhincodon typus) lo convierte en el pez más grande del mundo, según la Organización Internacional de Conservación Marina. Tiene un cuerpo largo y angosto, pero su cabeza es ancha y plana, y finaliza en una enorme boca desprovista de dientes. Sus ojos son pequeños y se encuentran ubicados en los extremos laterales de su cabeza. La coloración de su piel es gris con rayas y puntos blancos, lo que le vale el apodo de pez damero o dominó.

A pesar de su aspecto y tamaño, se puede nadar junto al tiburón ballena en países como Filipinas o México, donde existe una festividad en su honor en Isla Mujeres. Los tiburones tienen la fama de ser animales agresivos pero, lo cierto, es que el tiburón ballena es dócil y tranquilo.

El tamaño del tiburón ballena lo convierte en el pez más grande de mares y océanos de todo el mundo

¿De qué se alimenta?

A pesar de lo que se pueda pensar, esta impactante especie no es carnívora. Se alimenta principalmente de plancton, filtrándolo a través de sus branquias cartilaginosas y tragando miles de litros de agua por hora. En su dieta también predominan los peces pequeños, crustáceos y calamares.

¿Y a quién sirven de alimento? Entre sus depredadores naturales se encuentran la ballena orca, el tiburón tigre y el tiburón blanco.

Hábitat del tiburón ballena

El tiburón ballena vive en océanos y mares cálidos, aunque también puede verse en aguas más frías como en las costas de Nueva York e incluso más al sur, en Sudáfrica. Suelen vivir entre los meridianos situados en los 30 grados, tanto al norte como al sur.

Un tiburón ballena puede tener en torno a 300 crías, que nacen midiendo entre 60 y 70 cm y son presa potencial de otros peces y tiburones. Si bien tardan mucho en madurar (unos 25 años), su vida también es muy larga: pueden llegar a vivir hasta 80 o 100 años, lo que los convierte en uno de los animales más longevos.

El tiburón ballena es, por lo general, un animal solitario, es raro verlos en grupos. Además resulta complicado su seguimiento por parte de los científicos por lo que no se conoce en profundidad sus migraciones o forma de vida en el agua.

¿Cuánto pesa un tiburón ballena?

Este enorme animal marino puede llegar a pesar más de 34 toneladas. Además, el tiburón ballena destaca también por su tamaño, ya que puede medir hasta 12 metros, considerado así el pez más grande del mundo.

El tiburón ballena en Filipinas tiene un significado muy especial para la cultura de la zona

El impacto del cambio climático

Este pez se encuentra en peligro de desaparecer debido a que en los últimos cincuenta años las temperaturas promedio del agua están aumentando. A medida que el agua se calienta, afecta a la distribución de las especies, incluyendo las larvas y el plancton, de los que se alimenta el tiburón ballena. Todos los animales de la cadena alimenticia se enfrentarán a la amenaza de los ciclos cambiantes y la alteración en la ubicación de sus alimentos.

La degradación de los hábitats costeros y marinos es una de las principales amenazas del tiburón ballena. El incremento del turismo en estas zonas y el tránsito de embarcaciones interrumpen sus hábitos alimenticios y les causan lesiones cuando chocan con embarcaciones. Otra de las amenazas que sufre esta especie marina es la pesca masiva ya que, el tiburón ballena, está considerado una delicadeza en la alimentación de muchas zonas del planeta.