Los 10 destinos sostenibles comprometidos con el planeta

Un destino sostenible es aquel lugar que integra y combina medidas orientadas a lucha contra el cambio climático y a la mitigación de sus efectos en la salud de sus habitantes. Movilidad sostenible, energías renovables, economía circular...son algunas de las apuestas que caracterizan a estas 10 ciudades más sostenibles del mundo.

Realizar turismo sostenible también significa apostar por destinos comprometidos con el medio ambiente. La labor por parte de autoridades, instituciones y, sobre todo, sus habitantes han convertido a estas diez ciudades en los destinos sostenibles más preocupados por el cuidado del planeta y la lucha contra el cambio climático. Desde el fomento del transporte público hasta el reciclaje son algunas de las acciones que se han llevado a cabo y que han permitido convertir grandes ciudades en espacios que protegen el medio ambiente.

1. Eslovenia, un destino sostenible que protege la naturaleza

Este país quiere convertirse en uno de los destinos más sostenibles del mundo. El 60% de su tierra está cubierta por árboles, por lo que es uno de los países con más biodiversidad de Europa. El Patronato de Turismo tiene un programa nacional estructurado de certificación para desarrollar y difundir los destinos verdes.

Eslovenia es país que lucha contra el cambio climático

Actualmente, hay más de 350 sitios de conservación designados por todo el país que protege especies vegetales, animales y aves. El país ha tenido un fuerte crecimiento del turismo en los últimos diez años, lo que refleja el apoyo y la participación gubernamental que reciben.

2. Copenhague, una ciudad que confía en un futuro verde

No es un destino desconocido o inesperado, pero el nivel de implicación que tiene la capital danesa con el desarrollo sostenible obliga a promocionarla como una opción a tener en cuenta. Siempre a la vanguardia de la innovación y la investigación en favor de un futuro más verde, Copenhague aspira a ser una ciudad Carbon Neutral en 2025. Por esta razón, no resulta extraño que Copenhague se encuentre entre los mejores destinos de turismo sostenible del mundo.

Copenague se considera destino sostenible por potenciar la movilidad urbana y la reducción de emisiones

De momento, sus habitantes pueden presumir de ser la ciudad más sostenible y limpia de Europa. En gran medida gracias a que la mitad de su población utiliza la bicicleta como principal medio de transporte. También contribuyen a este alto índice de sostenibilidad su alta tasa de reciclaje y la implantación de sistemas de generación de energía.

3. Pontevedra, un ciudad de personas

Pontrevedra es un gran ejemplo de cómo una ciudad se puede adaptar para convertirse en un gran destino de turismo sostenible. La capital de las Rías Baixas ha pasado en apenas veinte años de ser una pequeña capital de provincia a ser un referente de modelo urbanístico para otras ciudades de tamaño similar e incluso mayor. Las reformas se han encaminado a devolver la ciudad a las personas y sacar el tráfico rodado del centro.

Pontevedra es un destino sostenible porque ha logrado construir un modelo urbanístico pensando en las personas

Su inversión en movilidad le valió en 2015 el premio ONU-Hábitat al modelo urbano y el galardón a la Excelencia en Movilidad. Este premio reconoce el esfuerzo dedicado a adaptar la ciudad para convertirla en un entorno más sostenible. 66% de reducción de emisiones en el casco urbano en 14 años y construcción de 40 kilómetros de sendas peatonales y ciclistas cerca de la ría y los ríos.

4. Botsuana, un ejemplo de armonización del turismo

El turismo representa alrededor del 5% de la economía nacional. Y se estima que dentro de unos años dependerán de ese sector el 10% del PIB y casi el 11% de los empleos. Se trata de una industria clave en la diversificación económica, y las autoridades se han ocupado de proteger su futuro. La quinta parte del territorio de este país es espacio protegido.

Botsuana es una país que lucha por conservar el medio natural

Además, posee una legislación muy avanzada en la armonización del turismo con las necesidades locales. Ésta permite que las comunidades tribales sean copartícipes del negocio, otorgándoles beneficios y una voz sobre los proyectos –fundamentalmente safaris– acometidos en sus tierras ancestrales. En tanto que propietarias de los terrenos, las tribus las arriendan a empresas que deben demostrar su capacidad de generar beneficios económicos, sociales y medioambientales.

5. Røros y la arquitectura sostenible 

Es una pequeña localidad del sur de Noruega de poco más de 5.000 habitantes. Se trata de un antiguo asentamiento minero en el interior de la península nórdica, declarado Patrimonio de la Humanidad. Røros ha sabido mantener y proteger sus costumbres y sus señas de identidad a lo largo de los años sin descuidar el privilegiado enclave en el que se encuentra. Su arquitectura sostenible basada en las construcciones de madera y su apoyo al comercio y la gastronomía local atraen cada año más de un millón de visitantes.

Roros es un destino sostenible principalmente por su arquitectura sostenible al utilizar la madera del país para la construcción de edificios

6. Praia, una ciudad que apuesta por las energías renovables

Enclavado en el Océano Atlántico frente a las costas de Senegal, el archipiélago de Cabo Verde es una antigua colonia portuguesa. También fue una parada estratégica para todas las rutas comerciales de las potencias europeas durante los siglos posteriores al descubrimiento de América.

Praia es un destino sostenible por su clara apuesta por las energías renovables

Su pequeña y paradisiaca capital, Praia, ha puesto en marcha un ambicioso plan para lograr que en 2050 todo el territorio insular se pueda abastecer al 100% con energías renovables. Una forma costosa pero muy efectiva para convertirse en una ciudad y en un destino sostenible.

Además, Praia cuenta con unos escenarios naturales dignos de admiración y una gran variedad paisajística –volcanes, valles, parques naturales, llanuras- que convierten a Praia en un destino sostenible único.

7. Curitiba, pionera en conciencia verde 

Los esfuerzos de renovación responsable de esta ciudad brasileña van encaminados a la movilidad urbana. Históricamente Curitiba es una pionera en conciencia verde, ya que fue la primera urbe brasileña en implantar el sistema público de Buses de Tránsito Rápido hace ya más de 40 años.

Curitiba es una ciudad que lucha por el medio ambiente

En la actualidad, este maravilloso destino sostenible está destinando una gran inversión para peatonalizar las grandes avenidas del centro neurálgico y desincentivar el tráfico rodado. Sin duda, una forma convertirse en un destino de turismo sostenible.

Curitiba es además pionera en la medición de las tasas de CO2 absorbidas por sus espacios verdes. Es también una de las ciudades brasileñas más concienciadas en la práctica del reciclaje de residuos.

8. Portland y su apuesta por las bicis

Uno de los referentes en cuanto a sostenibilidad de Estados Unidos es sin duda Portland. Esta ciudad del estado de Oregón tiene más de 400 kilómetros de carril bici, investiga e innova constantemente en su mantenimiento y mejora, como por ejemplo luces LED para iluminar las vías ciclistas de noche, o su aeropuerto bike-friendly.

Portland es un destino sostenible por el extendido uso de la bicicleta como transporte principal

La dirección del aeropuerto está fomentando el uso de este medio de transporte entre sus 12.000 empleados, y además cuenta con un aparcamiento para bicicletas, taller de reparación, servicio de embalaje para los viajeros ciclistas y sus trenes y autobuses lanzadera están diseñados para permitir el transporte de muchas bicis. Además, otras iniciativas como los jardines verticales o sus azoteas verdes para autoabastecer a los ciudadanos hacen de Portland uno de los mejores destinos sostenibles.

9. Santa Fe, una ciudad que persiste al paso del tiempo

La ciudad de Santa Fe, la capital más antigua de los Estados Unidos, considera que salvaguardar su rico patrimonio es un deber. Los edificios de más de tres pisos están restringidos en la ciudad para que no bloqueen las vistas a la montaña o cambien la estructura arquitectónica de la ciudad.

Santa Fé es una ciudad que lucha por el medio ambiente

Santa Fe apoya los festivales anuales y los eventos culturales. En general, la ciudad realiza un gran trabajo de conservación para mantener su carácter histórico y fomentar un turismo sostenible.

10. Azores, un paraje natural europeo

El país vecino, Portugal, alberga algunos de los parajes naturales europeos mejor conservados. Entre ellos debemos destacar el municipio de Ponta Delgada, capital de las Islas Azores. Este archipiélago es un paisaje natural casi intacto, ya que solo el 5% de su superficie está construida. Viajando a un destino sostenible como las Azores, estamos apoyando la generalización de este tipo de prácticas.

Azores es un destino sostenible por su gran extensión de parajes naturales

Además, su ubicación, separada del continente, la protege de la afluencia masiva de turistas y facilita el contacto de sus visitantes con la gente local. Las islas Graciosa, Flores y Corvo son la joya de la corona de la Azores. Declaradas Reservas de la Biosfera cuentan con una gran cantidad de especias endémicas y de artrópodos. Junto a todas las del archipiélago, suman más de 300.

Si eres amante de la naturaleza y eres consciente de la importancia que tiene su conservación, compartimos estos 10 consejos para ser un turista sostenible para que en tus próximos viajes cuidar el medio ambiente sea también tu prioridad. Además, puedes informarte sobre los mejores destinos de turismo sostenible aquí.