Wiki Explora
Fundación Aquae > El Día Mundial de Lucha contra desertificación y la sequía 2018 hace un llamamiento a los consumidores

El Día Mundial de Lucha contra desertificación y la sequía 2018 hace un llamamiento a los consumidores

Compartir en
El 17 de junio es el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación. Una fecha para recordar que el 30 por ciento de las tierras están degradadas y han perdido su valor real. En este año 2018, el lema es "Las tierras tienen un valor real. Invierta en ellas" y quiere poner el acento en cómo los consumidores pueden regenerar economías, crear puestos de trabajo y revitalizar los medios de subsistencia y las comunidades, haciendo que los mercados inviertan en gestión sostenible de las tierras a través de nuestras elecciones de compra.

El acaparamiento de tierras y la tendencia a abarcar tierras productivas de manera precipitada señalan el reconocimiento cada vez mayor de que el acceso a tierras productivas será crucial para la mejora en el futuro de la economía, la paz y la estabilidad.

El Día contra la Desertificación quiere recordar que la tierra es un activo tangible con un valor cuantificable por encima del dinero en metálico. Este valor se está perdiendo por culpa de la degradación. Sin embargo, desde Naciones Unidas resaltan que "se puede incitar a los usuarios de las tierras a hacer uso de las prácticas de gestión que mantienen las tierras productivas, simplemente con las decisiones que tomamos cada día a la hora de comprar lo que comemos, bebemos y vestimos”.

El objetivo de desarrollo sostenible que busca alcanzar la neutralidad en la degradación de las tierras antes de 2030 supone una reacción relevante ante estos desafíos. Ayudará a recuperar las tierras degradadas, detener el acaparamiento de tierras, luchar contra el cambio climático, mejorar la producción de alimento y proporcionar agua potable.


Foto: ONU Medio Ambiente/Anssi Kullberg.

 

Un buen ejemplo de cómo es posible dar valor a las tierras es la iniciativa Montes de Socios, llevada a cabo por Pedro Medrano, miembro de la Red de Impulsores del Cambio, una alianza global suscrita entre la Fundación Aquae y Fundación Ashoka, que apoya proyectos de gran impacto social.

El proyecto de Medrano pretende recuperar y poner en valor los montes de socios, contribuyendo, además, a la diversificación económica, la modernización y la mejora de la calidad de la vida del medio rural. Una de las grandes ventajas del modelo de montes de socios es que es más económico que otros modelos utilizados por la administración para la gestión y cuidado de terrenos.

Con esta transformación legal y social de la gestión de los montes, se está dando un paso más: desarrollar productos alrededor de las Juntas Gestoras basados en iniciativas de apadrinamiento y patrocinios, para aprovechar que estas pueden ejercer sobre las tierras colectivas, y así desarrollar economías rurales sostenibles que consigan el máximo beneficio ecológico, económico y social.

El Día Mundial de Lucha contra la Desertificación fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas hace 23 años para que fuera celebrado por todos los países y aumentar así la sensibilización ciudadana con respecto al estado y las acciones prioritarias tomadas a escala global y nacional para revertir la desertificación y la degradación de las tierras y fortalecer la respuesta a la sequía.

Ver también:
No es un proyecto de bosques es un cambio sistémico
Despoblación e innovación social
Allan Savory – Cómo combatir la desertificación y deshacer el cambio climático

Compartir en