×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


Los peces y los seres humanos comparten el sueño REM

Un estudio sugiere que que los peces duermen y que enseñaron a los seres humanos a hacerlo hace 450 millones de años cuando, bajo el agua, se originó el sueño.

Una investigación de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, y publicado en la revista Nature, han establecido que los peces cebra, son capaces de dormir igual que el ser humano.

Así, han mostrado que los peces cebra, cuando duermen, tienen una actividad cerebral similar al sueño profundo de ondas lentas y al movimiento ocular rápido, o REM, el sueño que se encuentra en los mamíferos.

Hace 450 millones de años…

Los hallazgos sugieren que los conceptos básicos del sueño evolucionaron hace al menos 450 millones de años en los antepasados ​​del pez cebra, antes de la evolución de las especies animales que se reproducen dando a luz en vez de poniendo huevos.  Unos datos que muestra que esto se producjo 150 millones de años antes de lo que pensaban los científicos cuando descubrieron que los lagartos duermen como mamíferos y pájaros.

Además, el sueño podría haber evolucionado bajo el agua. Louis C. Leung, neurocientífico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, asegura que "estas firmas del sueño realmente tienen funciones importantes, aunque no sepamos cuáles son, que han sobrevivido a cientos de millones de años de evolución".

Varias etapas de sueño

En mamíferos, pájaros y lagartos, el sueño tiene varias etapas caracterizadas por señales eléctricas específicas. En el período de sueño de ondas lentas, el cerebro está tranquilo, excepto por las ondas sincronizadas de actividad eléctrica. La frecuencia cardíaca disminuye y los músculos se relajan. Durante el sueño REM el cerebro se ilumina con actividad casi como si estuviera despierto. Pero los músculos están paralizados (excepto por la rápida contracción de los ojos) y el corazón late de forma irregular.

Durante mucho tiempo, los científicos sabían que las moscas de la fruta, los nematodos, los peces, los pulpos y otras criaturas tienen períodos de descanso que recuerdan al sueño humano. Pero hasta ahora, nadie había podido medir la actividad eléctrica de los cerebros de esos animales para ver si ese descanso es lo mismo que la siesta de los mamíferos.

Los peces duermen como los seres humanos

Leung y sus colegas desarrollaron un sistema para conseguir lo anterior en el pez cebra mediante la ingeniería genética para hacer una molécula fluorescente que se ilumina cuando encuentra calcio y que se libera cuando las células nerviosas y los músculos están activos. Siguiendo los destellos de luz, a través de un microscopio de lámina de luz, los investigadores rastrearon la actividad cerebral y muscular en las larvas de peces naturalmente transparentes.

El siguiente paso, calmaron a los peces dormidos bajo el microscopio. En algunos experimentos, el equipo agregó drogas al agua de los peces para activar el sueño de onda lenta o REM en mamíferos. En otros, los investigadores privaron a los peces del sueño durante una noche o los abrigaron con mucha actividad durante el día. Los resultados de todos fueron los mismos.