×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


El artificio de Juanelo Turriano

El artificio de Juanelo fue una máquina hidráulica diseñada en el siglo XVI por el ingeniero Juanelo Turriano para elevar el agua del río Tajo hasta el Alcázar de Toledo, situado a casi cien metros por encima del nivel del río.

Fue todo un hito de la ingeniería del Renacimiento, hasta ese momento sólo se había conseguido subir agua a 40 metros con un tornillo de Arquímedes en Habsburgo. El Alcázar es el punto más alto de la ciudad por eso fue elegido como lugar desde el que distribuir el agua. Hasta entonces el abastecimiento se realizaba con ayuda de burros.

La propia fuerza del agua conseguía mover todo el ingenio hidráulico. El agua iba siendo conducido a los largo de un recorrido ascendente, del que, desde el exterior, sólo se veía un conjunto de torres. En cada una de esas torres un ingenioso mecanismo de cajones de madera iba elevando el agua por tramos, desde la base de la torre hasta su parte más alta. Una vez alcanzada esa cosa, se conducía hasta la base de la siguiente torre por una tubería y el proceso de elevación volvía a comenzar hasta llegar al Alcázar.

La construcción de la obra empieza en 1564 y la primera subida de agua tuvo lugar el 23 de febrero de 1569 y suministraba a la ciudad 14.100 litros de agua al día, que era una vez y media lo pactado. La ciudad de Toledo no quiso pagar la renta que convino en su contrato ya que el agua no salía del Alcázar. Así que acabó construyendo un segundo ingenio para abastecer al resto de la población de la ciudad que fue construído entre 1575 y 1581. La primera obra quedó sin pagar y acabó arruinado.

El artificio necesitaba un gran mantenimiento y empezó a deteriorarse en el siglo XVII. La maquinaria acabó siendo sustituida por un conjunto de bombas hidráulicas construidas por uno de los sucesores en el mantenimiento de Juanelo Turriano, Juan Fernández del Castillo.

Foto: Ruinas del artificio de Juanelo en Toledo, Serafín Avendaño Martínez [Public domain], via Wikimedia Commons.

Juanelo Turriano nació en Cremona, en el entonces Milanesado, con el nombre de Giovanni Torriani y fue mandado traer a España como relojero del rey Carlos I. Murió en Toledo en 1585, arruinado y habiendo dejado muchos inventos militares y civiles.

Ver también:
Historia de las esclusas, los ascensores hidráulicos
El sifón hidráulico
El canal de Castilla