Fundación Aquae > Vaticinio

Vaticinio

Saturado estaba el mundo en aquel tiempo de ancianos atendidos por familias de robots humanoides.  Eran dados a luz bebés probeta desde incubadoras mecánicas por camadas, pero fui excepcional, el vientre pasado de años de mi madre me alojó.

Una profecía, vaticinó lideraría la lucha contra la rebelión de los autómatas.  Cuando asumí mi sino, entendí que había hombres de carne y hueso manipulando la inteligencia artificial a su favor, así que contra ellos dirigí mi lucha.

Patricia Helena Vélez Ramírez