Fundación Aquae > Tierra en las uñas

Tierra en las uñas

Los libros... Escuchémoslos, saboreémoslos…, como diría un maestro de barbas desordenadas: «…besémosles los “pies” de página».

Cuando al leer vivamos una experiencia organoléptica, sabremos -¡sí que lo haremos!- que ellos/ellas nos están conversando y nos repiten con fuerte cariño: «Sí, sí, sí. Mijitos y mijitas, ustedes “comen” mucho libro; pero, hágannos caso, lo que sus mercedes ‘menestan’ es de un poquito de tierrita en las uñas».

Gonzalo Esteban Calderón