Microrrelatos 2016

Frailejón y agua

Después de subir por los largos senderos, con frío, a veces lluvia o neblina, muestrear y llevar al laboratorio para sembrar y después ver al microscopio ese mundo fantástico de vida, estructuras vivas que parecen producir muerte en los frailejones, aquellos caballeros de la montaña que por su causa enferman y mueren, se momifican de pie y parecen sombras en los páramos, tan necesarios ellos, que he tenido miedo porque si desaparecieran ¿dónde estaría nuestra agua?, tendríamos tal vez guerra, pero me detengo y digo he ahí el aporte de la ciencia para colocar los límites al desequilibrio.

La ciencia mola

-¿Y qué investigas, papá?
-Busco una teoría que unifique todas las interacciones fundamentales de la naturaleza. La teoría del todo.
-¿Para qué?
-Buena pregunta. A los demás les diría que para entender el universo, que es el objetivo final del hombre; a ti te digo la verdad: lo hago para que me den premios.
-¿Te darían el Oscar?
-Me darían el Nobel. Es más importante. Pero también me darían un Oscar si lo pido. Y un balón de oro.
-¿Un balón de oro? Papá, tienes que descubrir eso del todo. ¿Puedo ayudarte?
-Claro. Pero ahora, haz los deberes.

La transparencia del agua

Translúcida deja que pase la luz a través de ella solo para confundir. Es su mejor camuflaje. Su aspecto se mimetiza con su medio, adaptándose a él con esas formas que adora y modela. Las formas de sus ondas esgrimen la libertad de vivir. Su transparencia cobra vida en detalles marinos, como esas celdillas de una campana hueca, una mesoglea flotante de medusa o en ese cuerpo aerodinámico del calamar o el de una delicada salpa. Son transparentes porque viven en el medio donde se originó la vida. El agua: esencia vital de Gaia.

Sexualidad virtual

Después de tanto tiempo, apenas has cambiado. Tu mirada, tus labios, tus piernas… Sigues siendo aquella belleza de la que me enamoré perdidamente. Te seguí hasta una cafetería en la que tomaste asiento, y me acomodé frente a ti. Volvimos a hablar, a enredarnos en la profundidad de aquellas conversaciones que manteníamos antaño. El silencio se hizo, y me lancé a besarte. Mi tiempo se acabó, y mis lentes volvían a mostrarme el sitio en que había empezado todo. Sin darme cuenta, estaba morreando la pantalla, que me pedía crédito para seguir continuando mi experiencia VR.

Subversión naturalizada

El milagro sucedió gracias a ellos; es un colectivo magnífico al que debemos venerar sin descanso. Sí, me refiero a esas personas sacrificadas y trabajadoras que investigan para que nuestra vida mejore cada día; me los imagino mezclando substancias que yo desconozco, haciendo estudios, salvándome la vida.
Y esto no es exagerado; su buen hacer permitió que mi naturaleza pudiese aflorar al fin. Al despertar aquel día lo supe, mi nueva vida había comenzado; al mirarme al espejo desnuda por primera vez, lo reafirmé, me lo repetí: Este es mi verdadero yo, este es mi verdadero cuerpo.

Visión de la Formación

Desde su nave observó cómo muchos meteoritos pasaban delante de sus ojos, uno de ellos,estaba dirigiéndose hacia un planeta.
Corrió para avisar de aquel desastre pero nadie le hizo caso, hasta que llegó el más viejo de todos diciéndole que eso sería uno de las muchos cambios que recibiría aquel planeta.
Mucho tiempo después, observando el exterior, vio que aquel planeta ahora rebosaba de agua,tierra y habitantes; junto a él se encontraba un cuerpo más pequeño y brillante, que estando a una gran distancia, estaba dando vueltas para que ninguno de los dos se alejara del otro.

Rollo existencial

¿Será que en este Universo infinito somos los únicos a pelear, durante millones de años, la misma batalla perdida?
Si es así, ¿a quién podría importarle, que yo, ser ínfimo y efímero, quiera ignorar por tan solo una noche todas sus leyes, constelaciones y planetas, sus teorías y constantes, su física cuántica, quarks y leptones, los poderes autócratas del cielo y la tierra, la atroz indiferencia con que el tiempo sigue su marcha, para simplemente acurrucarme junto a ti y que la única luz que me alumbre sean tus ojos, y el único aire que me anime sea tu aliento?

Horizonte de sucesos

Marcos abrió el portátil y buscó en Google “neutrinos velocidad de la luz”. ¿Será verdad que los neutrinos pueden viajar a mayor velocidad que la luz? –pensó. ¿Y si la luz y la oscuridad fueran una misma cosa? ¿Por qué poner límites a la velocidad de la luz? E = m • c2, pero al fin y al cabo todo se transforma. Quizá la oscuridad se deba a una velocidad infinita de la luz. ¿Por qué los agujeros negros son negros y no brillantes?
-¡Maaaarcos, se te enfría la cena! –espetó su madre. ¡Compórtate, que ya tienes 9 años!

Mi Fórmula

“Mi fórmula, mi fórmula” – gritaba Mangano. Por lo general no escucho las incoherencias de los nuevos pacientes. No quería llegar tarde a mi entrevista, pero un viejo decrépito por poco y provoca un accidente, le grité “Pendejo”. El entrevistador era el viejito, me dí media vuelta apenas lo ví, “Espere, yo no mezclo mi trabajo con mi vida personal”, me contrató y ayudó a terminar mi fórmula para convertir el bióxido de carbono en oxígeno y ácido fórmico. Me dió Flakka y me dijo “Ahora dime quien es el Pendejo”.

La maceta

El hombre caminaba desnudo. Se vistió con la muerte de los animales y se calentó con los restos de los árboles. Se reprodujo mancillando a la mujer y se alzó sobre los cuerpos muertos de sus semejantes. Un buen día, alcanzó la semilla del conocimiento en el valle del progreso; más antes de plantarla decidió devorarla, pues tal era su afán de poder que no pudo resistirse a ello.

Y la semilla creció en su interior, consumiendo sus entrañas. Era tan primitivo el hombre que se veía incapaz de albergar su poder. La Ciencia, finalmente, hizo del hombre su maceta.

Una gran bola de fuego

-……. y una gran bola de fuego cruzó el negro firmamento hasta atravesar un planeta, que creo le llamaban “azul”, y siguió su camino perdiéndose en el infinito-
-Y luego que pasó?-, preguntó el niño a su ya anciano padre.
-Mis abuelos me contaron que ese planeta desapareció y, desde entonces, sus descendientes vivimos en esta charca espesa y verdosa, en un lugar de la galaxia de cuyo nombre no consigo acordarme.

Naturaleza, ciencia y hombre

Su esencia es inherente a la Humanidad, porque confluyen en la búsqueda de respuestas en sus acciones y reacciones recíprocas de forma sitemática y racional, donde la dinámica subjetiva dan paso a la objetividad enmarcada en un reto constante, entre el tiempo y el espacio, y su influencia en el sentido de la vida a todo nivel, cuyo fenómeno natural debe manifestarse en cada Hombre a través de su aporte en complicidad con el conocimiento aplicado.¡¡ ¡ Bravooo!!!! por todos los que se han inmortalizado con sus inventos que impactaron hasta siempre la dinámica del andar del hombre en el Planeta Tierra.

Un relato a propósito del agua

Así era el laboratorio donde trabajaba Marina. Increíble haber soportado veinte años. Su deber, llegar temprano. Luego su jefa, la doctora Passalacqua, a quien detestaba luego de nombrar secretario a Neptuno Ribeiro. Pero Marina no estaba sola como auxiliar de investigación. Eran seis. Todos con rencor. Había “sed de venganza” hacia Passalacqua, quien era envidiosa, soberbia y mezquina. Pero, ¿cuál venganza? Una tarde sucedió. La lluvia intensa inundó la planta baja del edificio donde se hallaba el laboratorio. Nada pudo salvarse: animales de experimentación, instrumental. Cinco sobrevivieron. El agua limpió envidia, soberbia y mezquindad.

Filosofía

La gente hacia cola para ver la exposición de aquel no anónimo artista, quien en el ejercicio de su conciencia perturbaba la mente de aquellos que presenciaban su obra. Por aquellos días se acababa de matar con silenciador la filosofía. La madre biológica del numero áureo que buscamos sin saber que buscamos, del motor a 4 tiempos, del conocimiento. Se abrieron las puertas de la exposición para dar paso a la gente , una vez allí solo se podía observar un huérfano oleo que ponía “ murió la filosofía, con ella el saber, y con el saber la voluntad de belleza”.

La ley de atracción

Justo antes de la hora triste pensaba en cómo emitir una vibración magnética tal que lo transportase a mí sin resistirse .De las cosas que aprendí en las primeras clases estaba el secreto para atraer a la vida todo lo que mantenía en la mente.
Comprendí en la meditación que extrañarlo también era divino. Deseé con todas las ganas besarle y no pasado mucho tiempo él estaba allí, asomado a la puerta disfrutando mi labio casi virgen.
Era mi pasión ardiente desprendiéndose al espacio .

Nuevo mundo

La ciudad parecía más oscura, no por la sombra de los rascacielos sino por la de los árboles que recubrían insaciables todo. De un auto abandonado salían tres raíces por las ventanas rodeadas de fragmentos de tela mientras ramas entrelazadas con miles de cordones hacían una especie de telaraña con zapatos colgantes. No demoró en darse cuenta que la tela provenía de ropa que parecía haber estallado en mil pedazos. Seguía somnoliento y confundido mientras las palpitaciones de su corazón intentaban compensar el tiempo perdido. Lo único que le había pedido a la máquina era ayuda con el calentamiento global.

La salvación

Ante el inminente deterioro del planeta Tierra, el científico e inventor Abraham Bustamante, decidió que antes de morir haría algo por salvar al mundo. Creó entonces una maquina capaz de desalinizar el agua del mar, haciéndola potable. Su obra fue tan grande que de inmediato las más grandes compañías que suministraban agua embotellada, se pelearan por tener aquella maquinaria. Y en su afán por acaparar el mercado, olvidaron que aquellos que más necesitaban agua, eran los que menos podían comprarla. El doctor Bustamante allí pudo entender, que se necesitaba más que una creación, para salvar a la raza humana.

Bi ¿qué?

Mi nieta ha venido muy ufana del cole. «Abuelo, hoy nos han enseñado que hay I0 tipos de personas, las que saben binario y las que no» Me he sorprendido para no defraudarla y le he preguntado «qué era eso». Me ha dado una lección sobre el tema y admirándome de cuánto sabía a mi vez le he escrito en el mismo papel: «Hija, yo creía que solo había I0 clases de personas, los ricos y los que aspiraban a serlo»

Pepe Espada

Pepe Espada decía que era un pez y su apariencia humana un simple error genético. ¿Nunca habían leído a Kafka?
Su casa estaba entre rocas, con las paredes forradas de papel de burbujas. Se enfadaba cuando alguien se apoyaba y tic tic las iba reventando con el dedo.
Un día de agosto lo arrastraron hasta la orilla desde el fondo del mar.
– Este hombre ha muerto por respirar oxígeno demasiado tiempo- dijo el médico, sin apartar la mirada del reducido bañador turquesa de Pepe, y de un alga que brotaba en su brazo con un pez que tampoco respiraba.

Composición del Agua

Descubrimos que el problema de la violencia y el miedo en la humanidad radicaban en el agua. Específicamente en una molécula que alteraba en cierta forma la amígdala cerebral y el sistema límbico, por lo que las reacciones violentas e instintivas se estaban haciendo cada vez más permanentes.
Aislamos la molécula, reciclamos el agua por lo menos a nivel de las grandes ciudades y se redistribuyó. Pero ahora las personas comen sin control, no recuerdan lo que les sucedió hace años o simplemente no temen acabar con sus vidas. Y por eso me voy a suicidar.

El hombre cagüeiro

La leyenda del hombre cagüeiro se esparcía por toda Cuba . Yarey era capaz de convertirse en tronco o animal .Corría el año 1969 y asumía Nixon la Presidencia de los Estados Unidos . La Organización Recuperación Cubana en el Exilio (RECE) prepara diversas infiltraciones entre las que se encontraba la efectuada por Amancio Mosqueda (Yarey) . En mayo de ese mismo año es capturado y enjuiciado el hombre cagüeiro en el poblado de San Antonio del Sur .Finalmente se desmiente la metamorfosis: recibía ayuda de los pobladores para sus entradas y salidas por estas costas.

Alma Artificial

Rosario,
hoy me corté accidentalmente, una estupidez. No sangré ni una gota.
He decidido terminar con mi vida. ¿Vida?
No puedo seguir sabiendo que tú vas a envejecer y yo no. Soy un Humanoide EVO 9, no soy más que hardware y software.
Hoy me desconecto.
Adios.

Adolescélula

Mamá y papá célula se encontraban charlando alegremente en el salón de su casa, situada en el barrio del tejido epitelial. Mamá célula, pensando, se dio cuenta de que su hijo llevaba unos días bastante raro, así que se lo dijo a papá célula para que hablara con él. Papá célula fue a buscarlo, y lo encontró encerrado en el baño. Tras una breve pero intensa charla, papá regresó y le dijo a mamá: cariño, lo único que le pasa a nuestro hijo es que está en la edad en la que sólo se piensa en la mitosis…

Llanto de labrador

Ya no quedaba ningún santo al que rezar. Nosotros agachábamos las cabezas ante los reclinatorios, igual que las espigas sedientas lo hacían en el monte. Mis ojos de niña contemplaban
las pupilas llorosas de cada labrador por aquella cosecha que se agostaba día a día. Las nubes se entristecieron tanto al verlos que, sin saber cómo, sucedió el milagro…


configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: