Reserva de la Biosfera Río Plátano

Ubicada en la cuenca del río Plátano, esta reserva alberga uno de los escasos vestigios de bosque lluvioso tropical de Centroamérica.

La Reserva de la Biosfera Río Plátano tiene 5.250 km2 de tierra preservada en la región de La Mosquitia en la costa caribeña de Honduras. La mayor parte de la tierra corre a lo largo del Río Plátano. La reserva tiene varias especies en peligro de extinción y algunas de las secciones de bosque más grandes de Honduras. Ha sido un sitio del Patrimonio Mundial y reserva de la biosfera desde 1982.

Reserva de la Biosfera Río Plátano

En 2011, la UNESCO colocó la reserva en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro. La reserva abarca tanto bosque lluvioso tropical montañoso como de tierras bajas, lleno de diversa vida silvestre y vegetal, y tiene más de 2000 habitantes. La reserva es parte del Corredor Biológico Mesoamericano que se extiende desde México hacia el sur a través de América Central.

Aunque la reserva cubre una gran parte de Honduras, se registra muy poco sobre la diversidad biológica dentro de ella. Los planes de manejo anteriores han demostrado ser exitosos. Aun así será necesaria una investigación continua sobre los planes de manejo en curso y los problemas de conservación futuros. El objetivo es mantener segura esta valiosa reserva.

Actualmente existen amenazas a la conservación de la reserva que incluyen; la caza ilegal, la tala y el desmonte de tierras para el pastoreo del ganado. Se han hecho expediciones recientes de rafting desde las cabeceras del Río Plátano a través de las tres zonas de la reserva. Estas han documentado el pastoreo de ganado en la zona núcleo, la pesca comercial y campamentos de caza a lo largo del río y la tala de bosques cerca de Las Marías.

Arqueología

La reserva todavía tiene más de 200 sitios arqueológicos, incluido el punto donde Cristóbal Colón llegó por primera vez a América continental. La reserva también contiene asentamientos en ruinas, que incluyen piedras de edificios y caminos, grabados rupestres y otros restos.

Pocos de estos sitios están protegidos, de hecho algunos han sido saqueados y muchos son un factor importante para el turismo. Aunque el valor arqueológico de la región inicialmente jugó un papel importante en la formación de la reserva, la reserva actualmente se enfoca principalmente en la protección de los bosques.

Según la tradición, La Ciudad Blanca se ubica en la región. A lo largo de los años, muchos arqueólogos profesionales y aficionados han afirmado haberlo encontrado. Aun así, ninguno ha extraido pruebas creíbles. La mayoría de los profesionales siguen siendo escépticos de que alguna vez existió.

Conservación de Reserva de la Biosfera Río Plátano

En 1996, la Reserva de la Biosfera Río Plátano recibió la designación de Patrimonio Mundial en Peligro. Un plan de gestión de la reserva, implementado en 2000, incluyó macrozonificación, subzonificación y planes específicos para cuestiones de conservación. El plan de macrozonificación estableció zonas de amortiguamiento, zonas culturales y zonas núcleo.

La amenaza general, especialmente en las zonas núcleo, había disminuido en 2006 al reconocer una mejora significativa en los esfuerzos de conservación. Esto llevó a la eliminación de la designación de Patrimonio Mundial en Peligro en 2007. Sin embargo, a partir de investigaciones recientes en 2010 y 2011, parece que las ganancias que se reconocieron inicialmente, ese no es el caso actualmente. La UNESCO recientemente (2011) realizó una misión al Río Plátano y encontró actividad ilegal dentro de la zona núcleo.

Varias organizaciones y comités gubernamentales y no gubernamentales han desarrollado e implementado planes de conservación en la región. El objetivo principal de la reserva es proteger la tierra de la deforestación y el desarrollo. El plan de conservación de la reserva tiene como objetivo integrar a los habitantes locales en su entorno a través de prácticas agrícolas sostenibles.

Situación actual

Actualmente se está produciendo el contrabando de drogas, la limpieza de tierras para el pastoreo de ganado y la pesca y caza ilegales. En 2011, la UNESCO colocó la reserva en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro. El área está protegida por la política del Departamento de Áreas Protegidas y Vida Silvestre de la Administración Estatal de Silvicultura de Honduras. Además, recibe algunos fondos del Fondo Mundial para la Naturaleza y otras organizaciones privadas.

Las poblaciones indígenas juegan un papel importante en el éxito del plan de conservación. Lo hacen tanto dentro como fuera de la reserva en las zonas de amortiguamiento. La asignación de títulos y el reconocimiento de los derechos de propiedad de facto desempeñaron una parte importante del inicio del plan de conservación en la reserva. Actualmente existe la necesidad de actualizar cualquier plan de conservación para la Reserva de la Biosfera Río Plátano.

Foto: Hjvannes

 

1/1
slide1