¿Qué es la ósmosis inversa?

Para purificar el agua podemos llevar a cabo lo que se conoce como Ósmosis Inversa. Se trata de un proceso que, mediante un sistema de membranas, permite obtener agua de gran calidad. Su principal característica es que no utiliza ningún producto químico ni ninguna otra sustancia contaminante. Es por tanto, un proceso totalmente respetuoso con el medio ambiente y muy beneficioso para la salud.

Para entender bien qué es la ósmosis inversa, primero hay que saber qué es la ósmosis convencional. Se trata de un proceso de presión por el cual una solución salina débil se traslada a una solución salina más fuerte. Gracias a esta presión osmótica se consigue un equilibrio entre dos cuerpos de diferente densidad.

¿Cómo funciona la ósmosis inversa? 

En el caso de la ósmosis inversa se realiza lo contrario a la ósmosis convencional. Se invierte el proceso y se emplea una mayor presión en el lado en el que la concentración de impurezas y salinidad es mayor. Esta presión ejercida puede ser de la propia red de agua o se puede incrementar utilizando una bomba de presión.

qué es la ósmosis inversa

Es un sistema que ha demostrado ser muy eficaz y por esta razón, muchos países del mundo lo utilizan para convertir el agua de calidad. Además, gracias a las membranas de la ósmosis inversa se pueden separar virus, bacterias y otros contaminantes lo que garantiza la obtención de un agua de gran calidad para el consumo humano y de baja mineralización.

Las 5 etapas de filtración

  1. Filtro de sedimento: Se podría decir que este filtro es el área de bienvenida del agua y donde se iniciará todo el proceso. El agua pasa por un filtro de sedimento que tiene un alto número de microporos abiertos y permiten una absorción especialmente eficaz de impurezas como arena, limo, partículas de óxido o cualquier otra que quede en suspensión.
  2. Filtro de carbón activado. Este filtro está fabricado de carbón granulado y tiene una superficie de gran porosidad cuyo objetivo es eliminar las partículas de cloro, olores, sabores, fenol y otros contaminantes orgánicos del agua del grifo. De esta forma se consigue un excelente sabor del agua.
  3. Filtro combinado CTO de carbón activado. Esta etapa es más minuciosa. El agua atraviesa un filtro de polvo de carbón con muchas cámaras y canales diminutos, que eliminan las partículas de cloro, pesticidas y todo tipo de impurezas orgánicas perjudiciales.
  4. Membrana semipermeable. Esta membrana es capaz de eliminar el 97% de todos los elementos disueltos en el agua del grifo como, por ejemplo, bacterias, herbicidas, fungicidas, nitrato, metales pesados o residuos de medicamentos.
  5. Postfiltro GAC. En este punto el agua está casi lista para ser consumida. En esta última etapa un postfiltro, que contiene un carbono granulado de origen vegetal, filtra el líquido y asegura la obtención de todas las características del agua potable.

 



configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: