Campus logo
Aquae

5 advertencias ambientales que nos deja la pandemia


Notice: Undefined variable: _post in /usr/home/fundacionaquae/www/wp-content/themes/fundacionaquae/single-campus-aquae.php on line 119

Notice: Trying to get property 'ID' of non-object in /usr/home/fundacionaquae/www/wp-content/themes/fundacionaquae/single-campus-aquae.php on line 119

Notice: Undefined variable: _post in /usr/home/fundacionaquae/www/wp-content/themes/fundacionaquae/single-campus-aquae.php on line 120

Notice: Trying to get property 'ID' of non-object in /usr/home/fundacionaquae/www/wp-content/themes/fundacionaquae/single-campus-aquae.php on line 120
Uno de los principales problemas medioambientales es la contaminación del aire
La pandemia de la Covid-19 ha dejado al descubierto una serie de advertencias medioambientales de nuestra sociedad que durante mucho tiempo hemos ignorado. Pero, el mas grave de todos, es que estamos convirtiendo nuestro planeta en un lugar cada vez menos saludable para vivir.

Nuestros estilos de vida y acciones que llevamos a cabo en nuestro día a día afectan al medio ambiente teniendo una clara repercusión negativa sobre nuestra salud. Según el último Informe de Riesgos Globales del Foro Económico Mundial refleja que los 5 principales problemas medioambientales que sufre nuestro planeta repercuten directamente en nuestra salud.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) registra que cada año mueren 12,6 millones de personas a causa de vivir en un medio ambiente poco saludable. Esto supone casi una cuarta parte del total mundial de muertes están vinculadas con la contaminación del agua, del aire y la constante exposición a productos tóxicos para la salud.

  1. Contaminación del aire

El aire es fundamental para poder vivir. Respirar aire contaminado acarrea una serie de riesgos para nuestra salud que pueden tener graves consecuencias. Esta exposición a altos niveles de toxicidad es uno de los principales problemas medioambientales que sufrimos y nos hace más propensos a contraer enfermedades cardiovasculares, cáncer de pulmón y cardiopatías.

Según la OMS, 9 de cada 10 personas en el mundo respira aire contaminado. Y a nivel mundial, la contaminación del aire es responsable del 7% de las muertes por cáncer de pulmón, el 18% de las muertes por enfermedades pulmonares, el 20% de las muertes por accidente cerebrovascular y el 34% de las muertes son por enfermedades del corazón.

La contaminación del aire es uno de los principales problemas medioambientales que afecta a nuestra salud y que la pandemia mundial ha evidenciado

Durante el confinamiento, los niveles de CO2 en el aire han disminuido alcanzando mínimos históricos. Pero, una vez levantada estas medidas de emergencia sanitaria, estamos volviendo a alcanzar los niveles a los que estábamos acostumbrados.

En este contexto de la Covid-19, los expertos médicos advierten que aquellas personas con problemas respiratorios como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) son especialmente vulnerables frente a esta pandemia. Además, en un estudio indican que la exposición a largo plazo al dióxido de nitrógeno, en gran parte el resultado de la quema de combustibles fósiles puede ser uno de los contribuyentes más importantes a la muerte por COVID-19

  1. Mayor contaminación del agua dulce

El agua dulce es fundamental para mantener con vida no solo al ser humano, sino a muchos ecosistemas que nos suministran alimentos y otros servicios fundamentales. La Tierra cuenta con un 2,5% de agua dulce pero buena parte de este porcentaje esta fuera de nuestro alcance.

El cambio climático, la deforestación y el crecimiento de la industria está poniendo en peligro esta pequeña fracción de agua dulce. Además, estos principales problemas medioambientales perjudican la calidad del agua.

Mantener una correcta higiene de manos ayuda a prevenir cualquier infección vírica, incluida la Covid-19

Ante el contexto actual provocado por la pandemia de Covid-19, la OMS recalca la importancia de mantener una correcta higiene de manos para prevenir cualquier tipo de infección vírica. Sin embargo, son los países con menos recursos quienes más sufren las consecuencias de la contaminación del agua y que son mucho más vulnerables a contraer enfermedades. Por ello, Fundación Aquae y Unicef han decidido ampliar su proyecta, “Agua para la Amazonía Peruana”, por la especial vulnerabilidad y desigualdades de la zona ante la expansión de la Covid-19.

  1. Menor valor nutricional y sustancias dañinas en nuestra dieta

Somos lo que comemos y por tanto, seguir una dieta sana y equilibrada repercutirá positivamente en nuestra salud. Una dieta saludable reducirá el riesgo de contraer enfermedades y reforzando nuestro sistema inmunitario.

Sin embargo, más de 800 millones de personas sufren de inseguridad alimentaria y 2.100 millones sufren obesidad o sobrepeso, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Se recomienda seguir una dieta con alimentos no procesados y con un alto nivel nutricional para reducir los riesgos a contraer enfermedades cardiovasculares y acabar con otro de los principales problemas ambientales que es la producción intensiva de alimentos procesados

Uno de los mayores problemas se encuentra en la producción intensiva de alimentos procesados con un bajo valor nutricional. El 60% de la energía alimentaria se deriva de solo tres cultivos de cereales: arroz, maíz y trigo. Además, 2 mil millones de personas carecen de las vitaminas y minerales esenciales para el crecimiento y desarrollo.

El hambre sigue creciendo y la pandemia está empeorando las cosas, muchas personas podrían caer en el hambre este año. Si la tendencia actual sigue adelante no vamos a lograr la meta de ‘hambre cero’ para 2030“, afirma Antonio Guterres, secretario general de la ONU. Por ello, se recomienda seguir una dieta con alimentos no procesados y con un alto nivel nutricional.

El uso de pesticidas en la agricultura, el envasado y procesamiento de alimentos también contribuyen a la contaminación ambiental con los riesgos para la salud que implica. Cabe destacar que en 2015 la OMS calificó la carne procesada como cancerígena y aseguró estar relacionada con el cáncer colorrectal.

  1. Aumento de la exposición a enfermedades zoonóticas

Las enfermedades zoonóticas son enfermedades infecciosas que se transmiten de animales a humanos de forma natural. Un ejemplo de enfermedad zoonóticas es la Covid-19. La expansión de este tipo de enfermedades se debe a la alteración de los hábitats naturales para nuestro propio beneficio.

Esta situación se ve agravada con el cambio climático ya que el aumento de temperaturas, la sequía o la humedad afecta a la supervivencia de los microbios. Además, los científicos afirman que la perdida de biodiversidad también afecta a una mayor transmisión de este tipo de enfermedades infecciosas.

  1. Reducimos la abundancia de medicamentos de la naturaleza

La OMS estima que más de 60.000 plantas, animales y especies de microbios se emplean para uso medicinal por la importancia de sus propiedades. Sin embargo, cada vez más la acción humana esta acabando con esta riqueza de la naturaleza.

La destrucción de hábitats y el cambio climático son otros de los principales problemas medioambientales.

Otros de los principales problemas medioambientales son la sobreexplotación, la destrucción de hábitats y el cambio climático que están produciendo una disminución drástica de los recursos de plantas silvestres en el mundo. Actualmente, 15.000 especies de plantas medicinales están en peligro de desaparecer y las estimaciones futuras plantean que cada dos años estos recursos sigan disminuyendo.

La pandemia evidencia los principales problemas medioambientales

Tras la situación que ha provocado esta pandemia mundial de la Covid-19, se presenta una oportunidad no solo de tomar conciencia de la situación, sino de buscar soluciones para construir una sociedad más sostenible y hacer frente a estos principales problemas medioambientales.

Los expertos de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) “es probable que las futuras pandemias se produzcan de forma más frecuente, se propaguen con mayor rapidez, tengan una repercusión económica mayor y acaben con la vida de más personas”

Es ahora cuando la recuperación económica debe ir marcada por unas medidas que avancen a que se cumpla la Agencia 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París sobre el cambio climático.  Los países deben salir más fuertes de esta crisis sanitaria pero siempre con la mirada en la salud y el respeto al medio ambiente.



Warning: Use of undefined constant php - assumed 'php' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /usr/home/fundacionaquae/www/wp-content/themes/fundacionaquae/partials/singles/prev-next-post.php on line 1
configDate = 1599748241
cookieDate = 1601444759

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: