El primer mapa global de la biodiversidad

Un equipo de investigadores del Monterey Bay Aquarium ha creado el primer mapa global de biodiversidad del mundo en el que se documenta de manera conjunta tanto la vida terrestre como la oceánica. Un mapa que arroja una visión completa y compleja para una comprensión global de la biodiversidad en sus diferentes ecosistemas y nos ayuda a comprender cómo podemos protegerla.

El primer mapa global de la biodiversidad, creado por el Monterey Bay Aquarium, se ha publicado en un estudio aparecido en PLOS ONE. En él se ofrece la imagen más completa disponible hasta la fecha en forma de mapa de la biodiversidad terrestre y marina. Gracias a este innovador sistema, podemos conocer qué y dónde ocurre la vida en nuestro planeta.

Además, el mapa ofrece cuáles son los factores ambientales más críticos y los motivos por los que suceden en lugares determinados. Para los autores, este mapa proporciona una guía para las prácticas de gestión y la adoptación de medidas ante el cambio climático cuando sus efectos alteren un ecosistema particular.

Los mapas generalmente nos muestran dónde estamos, pero este estudio también nos muestra a dónde vamos. Los anteriores mapas de biodiversidad mostraban o la tierra, o el mar, pero la otra área aparecía en gris. Unimos estos dos reinos, y estos dos dominios científicos, para mostrar que todos los animales son partes esenciales de un todo intrincado“, afirma el doctor Kyle Van Houtan, científico en jefe del Monterey Bay Aquarium y autor principal del estudio.

El primer mapa de la biodiversidad en el mundo

Uno de los pilares de la ecología y del conocimiento de la biodiversidad es determinar y conocer dónde se encuentran las especies animales. También resulta de gran utilidad para saber dónde son más abundantes para poder trazar los patrones de sus movimientos. Gracias este mapa, podemos comprender cuál es estado de la biodiversidad en el mundo.

Hasta ahora, la tendencia era centrarse en el ámbito terrestre, en gran medida porque permite una mayor accesibilidad para el ser humano. Pero gran parte de la biodiversidad del mundo se encuentra en el agua, que ocupa un 70% de la superficie de la tierra entre océanos, mares, lagos y ríos.

A través de este estudio y del mapa de la biodiversidad, los científicos han conseguido una mayor y mejor comprensión de dónde se encuentran las especies marinas y terrestres con una gran precisión. También ofrece información sobre dónde podrían moverse. De la misma manera, nos ayuda a comprender cómo protegerlas en el contexto de un mundo en transformación por el cambio climático.

Otro de los autores del primer mapa de la biodiversidad en el mundo es el doctor Gabriel Reygondeau, de la Universidad de Columbia Británica y la Universidad de Yale. Este autor explicó: “Al reunir información sobre los reinos oceánicos y terrestres reconciliamos dos comunidades científicas con el mismo objetivo: proporcionar un retrato unificado y objetivo de la vida en la tierra que ha sostenido a la humanidad durante siglos“.

El primer mapa global de la biodiversidad

Datos de más de 67.000 especies

Para realizar este mapa de la biodiversidad, el equipo ha estado formado por un grupo de investigadores de diferentes disciplinas. Estos investigadores recibieron el apoyo de diversas universidades y organizaciones de Estados Unidos, Canadá y Brasil.

En un primer momento, se recopiló datos de más de 67.000 especies marinas y terrestres. Después, se utilizaron redes neuronales artificiales -una rama de la inteligencia artificial de aprendizaje automático- para explicar los patrones observados en esas especies. A partir de la información obtenida el equipo pudo documentar y clasificar la influencia de un par de docenas de factores ambientales en la distribución de la biodiversidad.

El mapa de la biodiversidad en el mundo que surgió de estos datos supone el esfuerzo más extenso por unificar la distribución de especies terrestre y oceánicas, apuntando hacia aquellos lugares que son más ricos en especies y aquellos que lo son menos. Pero también ofrece información útil acerca de la vida de estos animales de cara al futuro: saber cómo se desarrollarán, qué retos deberán enfrentar.

Este mapeo proporciona información muy valiosa, como dónde influirán más los efectos del cambio climático o identificar las condiciones ambientales resultantes. Unos hallazgos que permitirán adoptar un enfoque más realista y dinámico de cara a la conservación y protección de la biodiversidad.

Tecnología para proteger el futuro de nuestra biodiversidad

Gracias este tipo de sistemas innovadores, podemos conocer cuál es el estado de la biodiversidad en el mundo y focalizar nuestros esfuerzos para protegerla. Cada mejora que hagamos, nos conducirá a conseguir proteger a este valioso patrimonio natural del que depende la vida en el planeta.