¿Por qué es necesario reciclar?

Si conocemos cuánto tiempo tardan en desaparecer algunos de los materiales que desechamos a diario, entenderemos mejor la importancia de reciclarlos. No reciclar una botella de vidrio puede suponer que sus componentes permanezcan en la naturaleza miles de años.

Aun existe una gran masa de gente que se niega a reciclar. Quizás por pereza, quizá por desconocimiento. Si entendemos el tiempo de degradación de los desechos es más fácil ser consciente de cómo estamos ayudando al planeta.

¿Qué es la degradación de desechos?

La degradación ambiental es el deterioro del medio ambiente por el agotamiento de recursos como el aire, el agua y el suelo; la destrucción de ecosistemas; destrucción del hábitat; la extinción de la vida silvestre; y contaminación. Se define como cualquier cambio o alteración del medio ambiente que se percibe como perjudicial o indeseable. La degradación ambiental es una de las diez amenazas advertidas oficialmente por el Panel de Alto Nivel sobre Amenazas, Desafíos y Cambio de las Naciones Unidas. La Estrategia Internacional de las Naciones Unidas para la Reducción de Desastres define la degradación ambiental como “la reducción de la capacidad del medio ambiente para cumplir con los objetivos y necesidades sociales y ecológicos”.

La degradación de desechos se presenta de muchos tipos. Cuando se destruyen los hábitats naturales o se agotan los recursos naturales, el medio ambiente del planeta se degrada. Los esfuerzos para contrarrestar este problema incluyen la protección ambiental y la gestión de recursos ambientales.

Consecuencias de la degradación en el agua

También se predice que un aumento en las temperaturas globales se correlacionará con un aumento en las precipitaciones globales, pero debido al aumento de la desechos, las inundaciones, el aumento de las tasas de erosión del suelo y el movimiento masivo de tierra, es probable que disminuya la calidad del agua, porque si bien el agua transportará más nutrientes también transportará más desechos.

Si bien la mayor parte de la atención sobre el cambio climático se dirige hacia el calentamiento global y el efecto invernadero, es probable que algunos de los efectos más graves del cambio climático provengan de cambios en las precipitaciones, la evapotranspiración, la escorrentía y la humedad del suelo. En general, se espera que, en promedio, la precipitación global aumente, y que algunas áreas del planeta reciban aumentos y algunas disminuciones.

Este es el tiempo que tardan en desaparecer algunas cosas que, cada día, utilizamos:

Botellas de vidrio

Tardan hasta 4.000 años en desaparecer. Siendo un material 100% reciclable es esencial que los depositemos en el contenedor correcto.

Pilas

Los componentes de una pila tardan entre 500 y 1.000 años en degradarse, con el añadido de que, si no se tratan adecuadamente, pueden ser muy contaminantes. Del contenido de las pilas, el mercurio es el metal más nocivo porque si entra en contacto con el agua se produce metil-mercurio, compuesto que se concentra en la cadena alimentaria produciendo graves desórdenes del sistema nervioso en los seres vivos. Según estudios especializados, una pila de mercurio puede contaminar 600.000 litros de agua, una de zinc-aire, 12.000 litros, una de óxido de plata, 14.000 litros, y una pila común, 3.000 litros.

Bolsas y botellas de plástico

150 años es el tiempo que tarda una bolsa de plástico común en degradarse y una botella de PET puede tardar 1.000 años en desaparecer del planeta. Reciclemos estos materiales correctamente y, siempre que sea posible, sustituyámoslos por otros biodegradables como las bolsas de papel o tela.

Mecheros

Tirar un mechero puede suponer que éste permanezca en la naturaleza hasta un siglo. Más de 100 años tardan sus componentes en degradarse. Además, algunos modelos contienen mercurio, zinc, cromo, arsénico, plomo o cadmio.

Envases de tetrabrik

Si somos conscientes de que un envase de este material tarda hasta 30 años en degradarse, tendremos una buena razón para depositarlos en los contenedores amarillos para su reciclaje.

Latas de refresco

Las latas de aluminio necesitan mucha lluvia y humedad para que el óxido las cubra totalmente y, después, desaparezca. En concreto, 10 años. Además, el aluminio es un material que se puede recuperar casi por completo. Depositémoslas siempre en el cubo amarillo.

Chicle

Un trozo de goma de mascar tarda 5 años en degradarse. No lo arrojemos al suelo.