Plásticos de un solo uso prohibidos por la UE en 2021

Estos son los plásticos de un solo uso cuya prohibición se aprobó en la Unión Europea (UE) a partir del 2021, además de una serie de medidas conjuntas que atañen a todos los estados miembros.

El Parlamento Europeo aprobó una nueva ley que prohíbe los artículos de plástico de un solo uso como platos, cubiertos, pajitas y bastoncillos de algodón en toda la UE a partir de 2021. 560 eurodiputados votaron a favor del acuerdo con los ministros de la UE, 35 en contra y 28 se abstuvieron. 

Nuevo objetivo de reciclaje y más responsabilidad para los productores

Los estados miembros deberán alcanzar un objetivo de recolección del 90% de botellas de plástico para 2029, y las botellas de plástico deberán contener al menos un 25% de contenido reciclado para 2025 y un 30% para 2030.

El acuerdo también refuerza la aplicación del principio de quien contamina paga, en particular para el tabaco, al introducir una responsabilidad ampliada para los productores. Este nuevo régimen también se aplicará a los artes de pesca, para garantizar que los fabricantes, y no los pescadores, asuman los costes de recogida de redes perdidas en el mar. La legislación finalmente estipula que el etiquetado sobre el impacto ambiental negativo de arrojar cigarrillos con filtros de plástico en la calle debe ser obligatorio, así como para otros productos de plástico de un solo uso como vasos de plástico, toallitas húmedas y toallas sanitarias.

Contexto

La eurodiputada principal Frédérique Ries (ALDE, BE) dijo: “Esta legislación reducirá la factura por daños ambientales en 22 mil millones de euros, el costo estimado de la contaminación plástica en Europa hasta 2030. Europa tiene ahora un modelo legislativo que defender y promover a nivel internacional, dado el carácter global del problema de la contaminación marina por plástico de un solo uso. Esto es esencial para el planeta ”.

Según la Comisión Europea, más del 80% de la basura marina son plásticos. Los productos cubiertos por esta nueva ley constituyen el 70% de todos los artículos de basura marina. Debido a su lento ritmo de descomposición, el plástico se acumula en mares, océanos y playas en la UE y en todo el mundo. Los residuos plásticos se encuentran en especies marinas, como tortugas marinas, focas, ballenas y aves, pero también en pescados y mariscos y, por lo tanto, en la cadena alimentaria humana.

A partir de 2021 habrá una serie de elementos de plástico que estarán prohibidos y deberán desaparecer, sustituyéndose por otros que cumplan la misma función, pero que estén elaborados de materiales compostable y sostenibles:

Lista de artículos de plástico de un solo uso

Los siguientes productos de plástico de un solo uso están prohibidos en la UE para 2021:

  • Las pajitas.

Tardan aproximadamente 500 años en degradarse. Si se tiene en cuenta que su uso es de apenas unos minutos, las cuentas no salen. Son, además, una de la fuente de contaminación más presente en los mares y océanos.

  • Cubiertos y platos (vajilla desechable).

Este tipo de vajillas están muy presentes en celebraciones de corta duración, y hay alternativas como aquellas producidas por materiales compostables en su totalidad.

  • Botellas de bebida.

Los Estados miembros de la Unión Europea tendrán que recuperar el 90% de las botellas de plástico en 2029. Además, en 2025, se exigirá a todos los Estados miembros que las botellas de plástico tengan un 25% de contenido reciclado en su composición. Y, para el 2030, al menos un 30%. También deberán instalar un sistema de depósito para que se puedan devolver los envases a los comercios.

  • Bolsas.

    El plástico de un solo uso por excelencia. Se calcula que pueden tardar en descomponerse 100 años, y su uso suele oscilar entre 10 y 20 minutos, aunque en ocasiones se puedan usar más veces. En cualquier caso, a partir de 2021, o son compostables o no se podrán usar.

  • Toallitas.

Si se tiran por el retrete, producen atascos en los sistemas de saneamiento y son un problema muy grave de contaminación. Solo en España se consumen alrededor de 45 millones de paquetes de toallitas.

  • Envoltorios.

El objetivo es eliminar el uso de la bandeja de porexpán envuelta en film.

  • Colillas.

Se estima que las colillas contaminan entre 8 y 10 litros de agua de mar, y 50 litros de agua dulce. La colilla está producida por un plástico que no es biodegradable y que puede tardar hasta doce años en desaparecer.

  • Bastoncillos de algodón.

300 años se calcula que tarda en descomponerse, y su uso es mínimo. Miles de kilos de este producto acaban en las playas.