Los mares de España y su único océano

La conservación de los mares se hace especialmente importante en España, cuyos recursos de agua salada sufren las graves consecuencias del calentamiento global, la sobrepesca y las especies invasoras. Pero, ¿sabes cuántos son los mares y océanos que rodean a España?

España es uno de los destinos vacaciones preferidos de los europeos. De hecho, los mares y el océano que rodean España dan lugar a algunas de las playas más bonitas que existen. En este artículo haremos un breve recorrido sobre los gigantes reservorios de agua salada que dan lugar a la maravillosa costa española.

Mar Cantábrico

No podemos hablar sobre los mares de España sin hablar sobre uno de los destinos preferidos de los surferos de todo el mundo. El Mar Cantábrico tiene una longitud de 800 km y una profundidad máxima de 2789 m. La temperatura del agua superficial varía en el invierno desde los 11ºC mientras que en verano alcanza los 22ºC.

El mar litoral del océano Atlántico baña la costa norte de España y el extremo suroeste de la costa atlántica de Francia. Una de las características del mar Cantábrico son los fuertes vientos que soplan sobre él, especialmente en la zona noroeste. El origen de estas fuerzas tiene lugar en las Islas Británicas y el Mar del Norte.

También influye el anticiclón de las Islas Azores. Factores como la distancia recorrido y la velocidad constante del viento que agita el Cantábrico hacen que el mar esté muy agitado. En este sentido, el mar Cantábrico, que suele tener olas de 2 a 3 metros de altura, puede llegar a tener olas de hasta 7 metros en los meses antes y después del verano (abril-mayo y septiembre-octubre).

Mar Mediterráneo

La superficie es de 2,51 millones de km². Mide 4.000 km de este a oeste, tiene 46.000 km de litoral y la distancia total de norte a sur es de 800 km. Tiene una profundidad media de 1370 m. Cubre una extensión de unos 2.510.000 km². La temperatura del agua de la superficie varía según la estación del año. Generalmente, el agua está entre 21°C y 30°C en verano y entre 10°C y 15°C en invierno.

El mar Mediterráneo está situado entre Europa, Asia y África al norte, lo cual lo convierte no solo en uno de los mares más importantes de España sino del mundo. El Mediterráneo es un mar intercontinental que separa y conecta dichos continentes. Sus aguas bañan las costas de Albania, Argelia, Grecia, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Chipre, Egipto, Francia, Israel, Italia, Líbano, Libia, Malta, Mónaco, Marruecos, Eslovenia, Montenegro, España, Siria, Túnez, Turquía. También hay en él varias islas que pertenecen a estos países, como las Baleares, las Cícladas, Creta, Sicilia, Cerdeña, Córcega, etcétera. En total, baña más de 20 países. Al sur está conectado con el mar Rojo por el Canal de Suez.

Mar de Alborán

Es quizás el gran desconocido de los mares de España, quizás debido a su pequeño tamaño en comparación con los demás. El mar de Alborán corresponde a la parte más occidental del mar Mediterránea y tiene 350 km de longitud de este a oeste. Su anchura máxima es de 180 km de norte a sur. La profundidad media es de 1.000 metros.

Océano Atlántico

El último de los mares de España es en realidad un océano. El océano Atlántico está al oeste de la Península Ibérica. Es el océano que separa América, al oeste, de Europa y África, al este. Se extiende desde el océano Glacial Ártico, en el norte, hasta el océano Antártico, en el sur. Es el segundo océano más extenso de La Tierra después del océano Pacífico, ocupa el 20% de la superficie del planeta y el 26% del total de tierras sumergidas. Es además el océano más joven del planeta, formado hace 200 millones de años por la división del supercontinente Pangea.

La temperatura del océano Atlántico es variada y muy cambiante, debido a su enorme extensión. De hecho, el Atlántico recorre el planeta de norte a sur pasando por el Ecuador. En algunos lugares, la temperatura llega a descender hasta los -2ºC, mientras que en las regiones cálidas el agua llega a tener más de 30º C.