Campus logo
Aquae

Letrinas en altura y círculos de plátano en Perú

26 de Febrero de 2018
Letrinas ecológicas y el proyecto agua para la amazonía de perú
Te presentamos dos de las innovaciones que el proyecto 'Agua para la Amazonía peruana' ha llevado hasta las regiones de Loreto y Ucayali. Se trata de un proyecto que tiene como objetivo aplacar uno de los mayores retos a los que se enfrentan una amplia cantidad de población en el mundo: la falta de acceso a un saneamiento seguro. Te contamos los avances de este proyecto que lleva activo desde 2014.

Tras cuatro años de colaboración entre Fundación Aquae y UNICEF, un millar de niños y medio centenar de familias tienen, por primera vez, letrinas. El proyecto Agua para la Amazonía peruana ha propiciado la construcción de letrinas ecológicas, puesto que cuentan con un doble depósito que permite transformar los deshechos en compost utilizable en el cultivo.

¿Cómo son estas letrinas ecológicas?

Las letrinas están construidas a una altura aproximada de un metro. De esta manera, se permite asegurar su resistencia durante la época de lluvias y de crecida de los ríos. En zonas que son 100% inundables y en las que llueve entre 200 y 240 días al año, cuando sucede toda la comunidad se inunda y en las letrinas tradicionales los excrementos acaban contaminando los suelos. Por este motivo, las letrinas se construyen en altura.

También se ha mejorado el modelo de letrina añadiéndolas un sistema de captación de agua de lluvia y con la instalación de lavadero para promover el lavado de manos tras salir de los servicios higiénicos.

Círculos de plátanos

Además, se han creado “círculos de plátanos” para el tratamiento de las aguas grises. Se trata de una respuesta ecológica al drenaje de aguas usadas o sucias. Gracias al microclima que forman dan pie a que se den las condiciones necesarias para filtrar el agua a través de las raíces para transformarlas en frutos comestibles, eliminando toda contaminación.

El diseño es muy simple. Se trata de un hoyo de forma circular que está rodeado de hojas de plátano y ramas. Encima se coloca una mesa de madera con filtración y grifo y alrededor se plantan plátanos, cuyas profundas raíces absorben y filtran las aguas grises de lavar la ropa, los utensilios de cocina o de la higiene personal.

Hasta la fecha se han instalado 19 letrinas en escuelas de nivel inicial, primaria y secundaria, que están beneficiando a un total de 681 niños. Se han puesto en funcionamiento 4 letrinas comunitarias y 2 letrinas familiares y se ha iniciado la construcción de círculos de plátano para el manejo de aguas grises en 42 hogares. Ya se han incorporado en las letrinas escolares y comunitarias 8 puntos de lavado de manos.

El problema del saneamiento en Perú

En Perú, sólo el 65% de la población que vive en zonas rurales tiene acceso al agua potable y sólo un 37% a instalaciones de saneamiento mejoradas. Tan sólo el 10% de los niños y niñas indígenas de 3 a 5 años tienen acceso a instalaciones de saneamiento adecuadas.

Con motivo del tercer aniversario de este proyecto, Fundación Aquae publicó un informe gráfico titulado “Agua limpia y saneamiento en la Amazonía peruana” que muestra gráficamente cómo están construidas las letrinas ecológicas y para qué sirven los Círculos de Plátanos.

Proyecto Agua para la Amazonía peruana

Fundación Aquae y UNICEF, dos organizaciones comprometidas con el desarrollo sostenible. Por este motivo, llevan años apostando por una sólida colaboración y cooperación público-privada para sacar adelante proyectos tan importantes como este. Gracias a esta iniciativa, ha sido posible llevar agua y saneamiento a cerca de 7.000 habitantes de la Amazonía peruana desde 2014.

Las comunidades en las que se lleva a cabo el proyecto son inundables en épocas de lluvia. Estas son épocas que van desde diciembre a mayo. A pesar de que tienen instalados tanques elevados de agua que se abastecen de agua de pozo, la mayoría de las familias continuaba consumiendo agua del río sin tratamiento. Prácticamente nadie tenía servicios de saneamiento y todos carecían de retrete. Asimismo, la gestión de residuos sólidos era casi nula y se seguían eliminando arrojándolos al río o en sus campos. Apenas existían acciones para promover buenas prácticas de higiene.

Gracias a este proyecto, ha sido posible revertir esta situación y facilitar enormemente la vida a las personas que allí habitan.