Lagarto Ocelado, el lagarto más grande de Europa

El más grande de Europa Occidental. Nos referimos al lagarto ocelado, llamado así por sus manchas de color azul en el dorso y el costado. Es una especie de reptil ecléctica ya que lo mismo habita en la montaña que a la orilla del mar. Voluminoso y macizo, se mueve por el día al ritmo del sol.

El Timon Lepidus es el nombre científico del que comúnmente se le conoce como lagarto ocelado. Es el lagarto más grande de Europa Occidental con un tamaño medio de entre 50 y 60 centímetros, aunque puede alcanzar los 80-90 centímetros de longitud.

Se le llama ocelado por las manchas redondas azules (ocelos) que posee en el dorso y el costado, oriadas de negro, que lleva a lo largo del cuerpo y que varían con la edad y el lugar. Tiene una apariencia muy vistosa y que varía en función de su procedencia geográfica y edad. Nos encontramos ante un reptil corpulento y macizo, con una cabeza triangular que es más grande en los machos que las hembras y una patas gruesas y fuertes.

¿Dónde vive el lagarto ocelado?

El lagarto ocelado suele encontrarse al noroeste de Italia, el sur de Francia y en la mayor parte de la Península Ibérica.

Es una especie de reptil ecléctica ya que lo mismo habita en la montaña que a la orilla del mar. Al lagarto ocelado en España incluso se le ha llegado a ver en las islas Atlánticas como la isla de Ons. Pese a su capacidad de adaptación al entorno, prefiere las áreas secas y cálidas como pueden ser las zonas de matorral.

Se mueve durante el día al ritmo del sol y se refugia en madrigueras de los conejos o en las grietas de los muros. Dependiendo del tipo de entorno en el que viva, posee unas características u otras. Por ejemplo, aquellos que habitan en lugares donde abundan las precipitaciones son más oscuros que los que viven en zonas más secas.

¿Qué come el lagarto ocelado?

Este reptil es omnívoro (otros lo consideran insectívoro) y la base de su alimentación la constituyen los insectos grandes como los saltamontes, gusanos, mamíferos de pequeño tamaño, huevos de aves e, incluso, otros lagartos. Sin embargo, sus presas más comunes son los coleópteros de medio o gran tamaño. Estamos ante una especie que sobresale por su voracidad, algo que también se manifiesta en la fortaleza de sus mordeduras.

Los dientes caninoformos con los que cuentan los adultos les permite acceder a presas de mayor dureza. Cabe destacar que el lagarto ocelado también es, a su vez, presa y forma parte de la alimentación de diferentes aves rapaces, reptiles de mayor tamaño y de otras especies como la cigüeña blanca o las garzas.

¿Cómo se reproduce?

El lagarto ocelado es una especie ovípara muy territorial que hiberna de noviembre a febrero. Transcurridos estos meses inician, a partir de abril y con más énfasis durante el mes de junio, su periodo reproductivo. Es habitual que el macho proceda a morder al costado de la hembra durante la cópula.

La hembra realiza una única puesta anual compuesta, eso sí, de entre 15 y 20 huevos y los deposita en un nido excavado por ella misma. Estos huevos terminan eclosionando tres o cinco meses más tarde, aunque las crías no alcanzarán su madurez hasta tres años más tarde.