Campus logo
Aquae

Brújula casera

Hemos utilizado un trozo de corcho, un hierro y un clavo. Hemos imantado el hierro y lo hemos metido atravesando la circunferencia del corcho.

A continuación metemos el corcho en un recipiente lleno de agua colocándole en la superficie. ¿Ves como se mueve siempre en una misma dirección? Indicando siempre el norte. Entonces comprobaremos que nuestra brújula funciona