Campus logo

La sostenibilidad no es el fin sino el camino

28 de Septiembre de 2016
Los recursos naturales que nos brinda la naturaleza son una pieza fundamental hacia el camino de la sostenibilidad energética
Al evaluar los posibles costes de la adaptación al cambio climático descubrimos que en realidad todo son oportunidades y beneficios.

Hacer un uso más eficiente de la energía e iniciar la transición hacia un escenario 100% renovable es una de las mayores oportunidades que se nos brindan para avanzar hacia un futuro más limpio y seguro, y no se me antoja mayor beneficio para todos.

De la misma manera ha sido necesario llegar hasta aquí para, atendiendo a ese gigantesco semáforo en rojo que es el calentamiento global, levantar el pie del acelerador, hacer una pausa y plantearnos un cambio urgente en nuestro actual modelo de movilidad basado en la quema de combustibles fósiles y el uso del vehículo privado. Que cada vez haya más bicis y más coches híbridos y eléctricos circulando por las calles es otro beneficio para todos.

Reducir el volumen de residuos en origen a partir del consumo responsable y practicar la recogida selectiva de los envases para favorecer su reciclaje es otra de las grandes enseñanzas que nos está deparando la lucha contra el cambio climático. Hasta aquí el modelo lineal de producir, usar y tirar en el que se ha venido basando nuestro desarrollo económico. Pasar de residuo a recurso es uno de los mejores ejemplos de la denominada economía circular, una economía baja en carbono para afrontar el desafío del cambio climático.

Aprender de la naturaleza 

De hecho mirar a la naturaleza y aprender de ella es otra de las oportunidades que nos brinda la adaptabilidad y la lucha contra el calentamiento global. Hemos descubierto que la naturaleza es uno de nuestros mayores aliados para hacer frente a la incertidumbre climática, y que ahora más que nunca es necesario restablecer nuestra relación con ella para, mejorando su estado de conservación y haciendo un uso más responsable de sus recursos, afrontar juntos este difícil reto.

Y por último relacionarnos de una manera mucho más respetuosa con el agua potable para iniciar una nueva relación con ella basada en el respeto, el cuidado y el consumo responsable, puede depararnos el mayor beneficio para todos: el acceso universal a ella, acaso el más apremiante de los derechos humanos pendientes.

La larga travesía de la lucha contra el cambio climático va a convocar a las próximas generaciones, pero nos va a deparar un sinfín de aprendizajes y de oportunidades de mejora. Como en el famoso poema de Cavafis, será un camino largo, pero también lleno de experiencias y oportunidades de mejora. Por eso somos muchos los que reivindicamos la lucha contra el cambio climático como una crisis civilizadora y restauradora.

ACERCA DEL AUTOR

José Luis Gallego
Divulgador ambiental, naturalista y escritor. Colaborador habitual de TVE, TV3, La Vanguardia y Onda Cero. http://www.ecogallego.com/