Filipinas, el archipiélago de los volcanes

El explorador español Ruy López de Villalobos, durante su expedición en 1542, nombró a las islas de Leyte y Samar "Felipinas" en honor a Felipe II de España, entonces Príncipe de Asturias. Finalmente, el nombre "Las Islas Filipinas" se usaría para cubrir las posesiones españolas del archipiélago.

Filipinas es un país situado en el Sudeste Asiático, en el océano Pacífico. Su territorio de 300.000 km² está repartido en un archipiélago formado por 7.107 islas, que se clasifican geográficamente en tres grupos: la isla de Luzón, el grupo de las Bisayas y la isla de Mindanao. Filipinas tiene una población estimada de 102 millones de habitantes, sin considerar los 11 millones de filipinos que viven en el extranjero. Varias etnias y culturas conviven a lo largo de sus islas.

La energía geotérmica es uno de los productos de la actividad volcánica que el país ha aprovechado con más éxito. Filipinas es el segundo productor de energía geotérmica en el mundo, y cubre el 18% de la demanda de electricidad nacional.

Geografía

Su ubicación en el cinturón de fuego del Pacífico y su clima tropical lo convierten en un lugar propenso a terremotos y tifones. El país es rico en recursos naturales y se encuentra en una de las zonas con mayor biodiversidad del mundo. La mayoría de las islas son montañosas, están cubiertas de una densa selva tropical y son de origen volcánico. Hay muchos volcanes activos en el archipiélago, como el monte Mayón, el monte Pinatubo y el volcán Taal. La erupción del monte Pinatubo en junio de 1991 produjo la erupción terrestre más grande del siglo XX.

La montaña más alta es el monte Apo. Mide hasta 2.954 metros sobre el nivel del mar y se encuentra en la isla de Mindanao. La profundidad de Galathea de 10.540 metros de la fosa de Filipinas en el mar de Filipinas es el punto más profundo del país y el tercero más profundo del mundo. El río más largo es el río Cagayán en el norte de Luzón, que mide aproximadamente 520 kilómetros. La bahía de Manila, en cuya orilla se encuentra la ciudad capital de Manila, está conectada con la Laguna de Bay, el lago más grande de Filipinas, por el río Pasig. El río subterráneo de Puerto Princesa, que corre 8,2 kilómetros bajo tierra a través de un paisaje kárstico antes de llegar al océano, es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Flora y fauna

Las selvas y las extensas costas son el hogar de una amplia gama de aves, plantas, animales y criaturas marinas. Filipinas tiene uno de los índices más altos de biodiversidad por unidad de superficie, hasta 1736 especies por cada 100 km². Se pueden encontrar alrededor de 1100 especies de vertebrados terrestres, incluyendo más de 100 especies de mamíferos y 170 especies de aves que se cree que no existen en otro lugar. Entre las especies endémicas destacan el tamarao de Mindoro, el venado manchado de Bisayas, el ciervo-ratón filipino, el jabalí de las Bisayas, el lémur volador filipino y varias especies de murciélagos.

El arrecife de Apo es el sistema de arrecifes de coral contiguos más grande del país y el segundo más grande del mundo.

Filipinas tiene una de las tasas de descubrimiento más altas del mundo con dieciséis nuevas especies de mamíferos descubiertas en los últimos diez años. Debido a esto, la tasa de endemismo de Filipinas ha aumentado y probablemente seguirá aumentando. Partes de sus aguas marinas contienen la mayor diversidad de especies de peces costeros del mundo. Los reptiles grandes incluyen el cocodrilo filipino y el cocodrilo de agua salada.

El cocodrilo más grande en cautiverio, conocido localmente como Lolong, fue capturado en la isla sureña de Mindanao, y murió el 10 de febrero de 2013 de neumonía y paro cardíaco. El ave nacional, conocida como águila filipina, tiene el cuerpo más largo de cualquier águila; generalmente mide de 86 a 102 cm de largo y pesa de 4,7 a 8,0 kg. El águila filipina es parte de la familia Accipitridae y es endémica de las selvas tropicales de Luzón, Samar, Leyte y la isla de Mindanao.

La deforestación de Filipinas

La deforestación es un grave problema en las Filipinas. La cubierta forestal disminuyó del 70% de la superficie total del país en 1900, al 18,3 % en 1999. Muchas especies están en peligro de extinción y los científicos aseguran que el Sudeste Asiático, del que Filipinas forma parte, enfrenta una tasa de extinción catastrófica del 20 % al final del siglo XX.

Foto: Adi.simionov