Vencejo común: alimentación, vuelo y mucho más

El vencejo común es un ave especialmente adaptada para el vuelo, con alas falciformes, cola corta de horquilla poco profunda, boca muy ancha y grande rematada con un pico pequeño, patas muy cortas sin pulgar oponible y garras pequeñas pero de presa extraordinariamente fuerte que le permiten agarrarse a superficies verticales. Conoce su ciclo vital y algunas curiosidades.

 El vencejo o vencejo común (Apus apus) es un ave con varias características especiales que lo hacen diferente a muchas otras. Se trata de aves migratorias, que crían en primavera en Europa y pasan el invierno por debajo del Sáhara. Similar a la golondrina, el vencejo es algo más pequeño, vuela más alto y tiene un plumaje completamente negro o muy oscuro.

El vencejo se pasa gran parte de su vida volando, puede dormir durante su vuelo y es una de las aves más rápidas del mundo, pues puede superar los 100Km/h.

Te contamos estas y otras curiosidades y resolvemos tus dudas para que conozcas mejor esta ave y su ciclo vital.

¿Qué come el vencejo?

El vencejo es un animal insectívoro: come insectos, y en enormes cantidades. Los padres los cazan mientras vuelan, para lo que solo tienen que abrir su gran boca, y los llevan para alimentar a sus hijos: una cría de vencejo puede ingerir hasta 600 pulgones de una sola vez.

¿Cuándo vuela un vencejo?

La respuesta sencilla: casi toda su vida. Esta es una de las características más destacadas del vencejo común. Este puede pasar casi un año (en torno a 9 o 10 meses) volando de forma ininterrumpida, como se ha demostrado (con GPS minúsculos en varios ejemplares, para conocer su aceleración, localización y si se encontraban en pleno vuelo) a partir de una hipótesis del ornitólogo Ronald Lockley (1903-2000). Por esto, estas aves comen, copulan e incluso duermen durante el vuelo, y solo se posan cuando entran o salen del nido del vencejo, donde incuban y alimentan a sus crías. La cría del vencejo, llegado el momento y sin necesidad de aprendizaje, también abandonará el nido para no volver.

Vencejo común: alimentación, vuelo y mucho más

¿Cómo duermen los vencejos?

El vencejo es una de las aves con la asombrosa característica de poder dormir mientras vuela. Para ello, se elevan por encima de las nubes (en torno a los 2.000 metros de altura) para evitar a los posibles depredadores, reducen la frecuencia del aleteo (de 10 a 7 movimientos por segundo) y duermen sin dejar de volar.

Si bien aún se desconocen algunos aspectos de sus hábitos, parece que el vencejo usa como nido riscos elevados y paredes verticales, desde los que reemprenden el vuelo.

¿Cómo cuidar un vencejo herido?

Debido a sus patas cortas y sus alas de morfología particular, al vencejo común le cuesta remontar el vuelo cuando cae al suelo. Si te encuentras un vencejo en el suelo, comprueba si puede volar dándole un pequeño impulso; en caso de que esté herido y débil, debes llevarlo a un centro especializado, para que las personas expertas puedan curarlos, alimentarlos y recuperarlos para que vuelvan a su hábitat.

Si en ese momento no puedes desplazarlo al centro y tienes que llevártelo a casa, desde GREFA (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su hábitat) y Cultura Animal recomiendan seguir estos pasos:

  • Meterlo en una caja de cartón, con medidas mínimas de 30cm de ancho x 20cm de largo x 25cm de alto, manteniéndola limpia y tapada a medias. Esta debe estar en una zona oscura y tranquila, y a una temperatura agradable.
  • Darle de beber agua con azúcar, gota a gota, en las comisuras del pico, sin usar jeringuillas.
  • En cuanto a la comida, como medida temporal podría servir pienso de perro o de gato humedecido o, idealmente, insectos, que podemos comprar en una tienda de pesca.

 


configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: