El río Ganges

El río Ganges nace en el Himalaya occidental, en el glaciar Gangotri y pasa a llamarse Ganges a partir de la confluencia del río Alakananada cerca de Deoprayag. Se trata del río más importante de la India, ya que abarca aproximadamente un 30% de la extensión del país.

El río Ganges es uno de los ríos más importantes de Asia. No solo por su longitud, la cual lo convierte en el recurso fluvial más importante de la India. También por el papel cultural y religioso para el país.

En este sentido, el Ganges –llamado Ganga en la mayor parte de las lenguas indias– se considera una encarnación de la diosa Ganga o de la purificación. Esto da lugar a una tradición cultural llamada pinda pradana, un rito que se realiza en el río Ganges en honor a los muertos en el que los vivos ofrecen bolas de arroz y semillas de sésamo al río.

El significado del nombre del río significa “moviliza rápidamente”, aludiendo así al gran caudal de agua que transporta.

Características del Río Ganges

Este río asiático transcurre por Bangladesh, Nepal y China, además de pasar por gran parte del territorio de India. Desemboca formando el delta del Ganges, después de haberse dividido en muchos ríos menores. A lo largo de su recorrido, el Ganges aporta sus recursos a una población estimada de 600 millones de personas. De hecho, en las orillas del Ganges están asentadas una de las mayores concentraciones de población del mundo.

El río Ganges tiene una longitud de entre 2.500 y 3.000 km, según las fuentes. Por otra parte, este río tan emblemático de la India tiene una profundidad media de 16 metros, teniendo las zonas más profundas 30 metros de profundidad. Con respecto a su caudal, el Ganges es capaz de transportar 12.020 m³/s de agua a lo largo y ancho de su cuenca hidrográfica, que toma 907.000 km².

La contaminación del río Ganges se ha incrementado de forma alarmante en los últimos años. Los productos que lo contaminan incluyen restos de las cremaciones humanas, esqueletos de animales, aguas residuales y desperdicios de las fábricas.

Con respecto a las cremaciones humanas, cada año se tiran unos 32.000 cuerpos muertos al río Ganges. Según el hinduismo, un cuerpo que ha sido cremado en Varanasi es un cuerpo más puro si parte de éste es depositado en el río tras su cremación. Pero esta práctica tiene graves consecuencias sobre la calidad del agua. De hecho, se trata del río más contaminado del mundo. Sus aguas pueden transmitir disentería, cólera, tifus, hepatitis y gastroenteritis aguda, una de las principales causas de mortalidad entre los niños hindúes.

La biodiversidad del Ganges

Los altos niveles de polución que caracterizan al río Ganges de la actualidad contrastan mucho con su pasado verde. En el pasado, la región Ganges-Yamuna fue una zona boscosa. Hay escrituras que datan de los siglos XVI y XVII que indican que en esta región era frecuente la caza especies salvajes grandes. Por ejemplo, elefantes salvajes, búfalos, leones, tigres, rinocerontes o bisontes. La mayor parte de la vegetación natural que permitía estas prácticas ha desaparecido para hacer frente al aumento demográfico y el crecimiento económico.

No queda rastro de los animales salvajes de gran tamaño que vivían gracias a las aguas del río. Solo quedan ciervos, jabalíes y algunos lboos, chacales y zorros. La zona del Sundarbans, el bosque de manglar más grande del mundo, que forma el delta de confluencia del Ganges, Brahmaputra y Meghna en la bahía de Bengala es una excepción. En ella se pueden observar tigres de Bengala, cocodrilos o ciervos.

Los peces son uno de los principales sustentos de las comunidades asentadas a lo largo del río Ganges. Uno de los más peculiares es el delfín del río Ganges, un cetáceo casi ciego cuyo sistema de orientación se basa en la emisión de sonidos. Cuando éstos rebotan con algún objeto, los delfines son capaces de reconocer la presencia de elementos cercanos a ellos.