Antropoceno, controversia para alertar del cambio climático

En el año 2016 un grupo de 30 científicos propusieron que nuestro planeta había cambiado de era geológica, abandonando el Holoceno y dando paso al Antropoceno, dentro del período cuaternario. Se trata de un término que ha generado mucho debate en los últimos años.

Mientras las publicaciones más divulgativas buscan nuevas formas de alertar sobre los impactos del cambio climático, la comunidad científica busca que la utilización de términos se realice de forma correcta. El término Antropoceno para referirse a la era geológica actual ha generado mucho debate en la comunidad científica. En este artículo te contamos qué hay detrás de esta era geológica tan controvertida.

En el año 2006 se  La decisión obedecía a que el impacto de las actividades humanas sobre los ecosistemas terrestres estaba produciendo tales cambios a nivel global que se hacía necesario constatar un cambio debido a tal impacto.

A partir de ese momento, diferentes grupos de investigación científica ha ahondado en sus investigaciones en esa línea en busca de registros geológicos que puedan confirmar ese cambio para establecer de manera científica el Antropoceno como nueva época geológica.

Resultados del Grupo de Trabajo de Antropoceno (AWG)

De este modo, el Grupo de Trabajo de Antropoceno (AWG), compuesta por 34 miembros, llevó a cabo una votación que se tradujo con un 29 a favor de la nueva definición, basándose en los datos estudiados que evidencian los cambios profundos llevados a cabo por el ser humano y consecuente transformación del planeta debido a ellos.

La AWG establece que, tras la Segunda Guerra Mundial se inicia el Antropoceno con el uso de combustibles fósiles y de productos químicos agrícolas. También se produce una extensión y expansión del uso de energía nuclear. Un punto de arranque para dar forma al Antropoceno. Aunque la AWG reconoce que todavía no es una unidad geológica definida en el contexto de la escala temporal geológica. Pero su trabajo conduce a un intento de conseguir que lo sea y que de manera científica y global se acepte el Antropoceno como nueva era geológica.

Lo anterior supondría el reconocimiento de la actividad del ser humano como elemento causante de esos cambios en el planeta. Del mismo modo, cada vez más, se asienta la evidencia de que el cambio climático también se está produciendo por la actividad humana.

Buscando el alcance del impacto del ser humano

Así, un grupo de investigadores de la Universidad de Oxford han confirmado que la actividad humana junto a otros factores de carácter externo, estos, de manera mucho más leve, explica el aumento de la temperatura global desde hace 170 años. Por ejemplo, los ciclos naturales de los océanos explican algunas fluctuaciones climáticas, pero supone un cambio muy poco significativo.

El estudio lleva a cabo un análisis de la temperatura en la superficie de los océanos y de la tierra desde 1850, atendiendo tanto a los factores antropogénicos como a los naturales que podrían, en ambos casos, haber influido en el cambio climático que se ha producido desde la Revolución Industrial.

A partir de los datos, el estudio evidencia que la actividad humana es suficiente para explicar el calentamiento global. No pone en duda que determinados efectos naturales tengan también su relevancia en el cambio climático. Pero, desde luego, poseen un impacto mucho menor que aquel provocado por hombre desde mediados del siglo XIX hasta la actualidad.

Antropoceno, un término controvertido

Numerosas publicaciones científicas comienzan a utilizar el término Antropoceno con asiduidad para referirse a la era geológica actual. Sin embargo, lo cierto es que esta era geológica no existe como tal. Por esta razón, referirse al período geológico actual como Antropoceno ha generado el rechazo de gran parte de la comunidad científica.

Se trata de un término que se utiliza para describir el periodo geológico en que vivimos. Un periodo en el que las actividades industriales tienen un papel disruptivo sobre el entorno. Como consecuencia de éstas, las temperaturas del planeta son cada vez más altas. Esto sitúa al ser humano en el centro del conjunto de cambios rápidos y duraderos que están sucediendo en la Tierra. Su uso es más bien divulgativo. El objetivo no es otro que concienciar a la población de la magnitud del impacto humano sobre el entorno. 

A pesar de su carácter extraoficial, no podemos descartar que en el futuro los libros de texto incluyan el Antropoceno en la línea de tiempo de la evolución geológica. Fundamentalmente porque la temperatura global sigue subiendo a causa de la acción del hombre. La decisión recae sobre la Comisión Internacional de Estratigrafía. Se trata de un importante subcomité científico que se ocupa de la estratigrafía, geología y geocronología a escala mundial.