La física Donna Strickland, ganadora del Premio Nobel

Donna Strickland es una pionera de la física que ganó el Premio Nobel de Física en 2018 gracias a su desarrollo de la tecnología láser, convirtiéndose en la tercera mujer en conseguirlo en esa materia tras el logrado por Marie Curie en 1903 y Maria Goeppert-Mayer, en 1963.
Como muchos científicos que reciben la codiciada llamada en la que se les informa que han ganado el Premio Nobel, Donna Strickland se sorprendió. Pero ganar ese premio supuso una victoria adicional. En este caso, para las mujeres que dedican su vida a la ciencia. La científica inglesa se convirtió en la tercera mujer en recibir el Premio Nobel de Física. Un gran avance para el reconocimiento de la labor de la mujer en la ciencia. Porque mujer y Premio Nobel no han sido históricamente dos términos posibles de correlacionar.  

Breve biografía de la física Donna Strickland

La historia de la célebre física Donna Strickland comienza en 1959, en Ontario, Canadá. Licenciada en ingeniería física por la Universidad McMaster en 1981, elige esta universidad al ofrecer la posibilidad de estudiar los láseres. En 1989 logra su doctorado en física, especializándose en óptica, en la Universidad de Rochester.

Su tesis, supervisada por Gérard Mourou, tiene el título de Development of an ultra-bright laser and an application to multi-photon ionization. Durante su estancia en Rochester, desarrolló la técnica de amplificación de pulso. Esto le permitió crear lo que fue, en ese momento, la luz láser más intensa jamás generada.

Durante su estancia en Rochester, en 1985, firma junto a Mourou el ensayo seminal Comprensión de pulsos ópticos amplificados, por el cual ambos lograrían el Nobel de Física en 2018. Desde que Donna Strickland se doctora en Física, ocupa diferentes puestos como investigadora en los cuales logró diferentes e importantes contribuciones en el campo de la tecnología de láser. Primero se une a la ‘National Research Council’ en Ottawa entre 1988 y 1991.

Después, ya doctorada en física, trabajará hasta 1992 en el ‘Lawrence Livermore National Laboratory’ en California y, hasta 1996, en el Centro de Tecnología Avanzada de la Universidad de Princeton para Fotónica y Materiales Optoelectrónicos.

Los láseres desarrollados por Donna Strickland

A partir de 1997, la física Donna Strickland ha combinado la educación y la investigación en el Departamento de Física y Astronomía en la Universidad de Waterloo. Allí dirige el ‘Ultrafast Laser Group Laboratory’, dedicado al desarrollo de los láseres ultrarrápidos de alta intensidad a partir de la ampliación de pulso cuyo desarrollo comenzó durante su doctorado. Para mejorar la elasticidad de la lente del ojo humano, que puede tratar los trastornos oftálmicos como la presbicia (pérdida de visión de cerca), el grupo de investigación se centra en el desarrollo de enfoques automáticos, además del estudio de cómo interactúan los láseres con diferentes tipos de lentes.

Los tipos de láseres que Strickland ha desarrollado tienen muchas aplicaciones médicas, además de su evidente relevancia en la investigación óptica. Por ejemplo, los láseres de pulsos ultracortos ayudan a la fabricación de dispositivos médicos pequeños y precisos, o se pueden usar para la cirugía ocular para realizar incisiones de gran precisión con láseres correctivos.

La física Donna Strickland ha sido galardonada con el prestigioso Alfred P. Sloan Fellowship. Participa activamente en la Optical Society of America (OSA), de la que fue su directora general desde 2005 hasta 2007. También es la actual presidenta de su Comité de Asesoría Presidencial y fue nombrada miembro de la OSA en 2008.

La tercera mujer en ganar el Premio Nobel de Física

El Premio Nobel, que se otorga cada año a los científicos en física, química y fisiología o medicina. Es, sin lugar a dudas, el galardón más alto que un científico puede recibir hoy en día. Sin embargo, este prestigioso premio internacional no ha estado exento de críticas. Sobre todo en física, ya que son pocas las mujeres que han recibido el Premio Nobel por sus contribuciones a esta disciplina. A pesar de que la física es un campo dominado por los hombres, solo un 1,5% de los Premios Nobel han sido otogrados a mujeres a lo largo de la historia.

Marie Curie, quizás la científica más famosa de la historia, fue la primera mujer en ganar el Premio Nobel. Lo hizo en el año 1903.  Y, como curiosidad, Curie es, hasta la fecha, también la única mujer en ganar dos veces. Y la única persona en ganar el Premio Nobel en dos campos diferentes. Sesenta años después, Maria Goeppert-Mayer ganó por su trabajo sobre el núcleo atómico. Y tuvieron que pasar otros 55 años hasta que la física Donna Strickland recibiera el mismo reconocimiento. 

El reconocimiento de la contribución de las mujeres científicas al avance de la ciencia es uno de los pilares de la labor divulgativa de Fundación Aquae. En este artículo te presentamos una lista con las 11 inventoras que cambiaron el mundo.