Campus logo
Aquae

La degradación del suelo es un problema para nuestro futuro

La degradación de los suelos del planeta es un problema creciente que afecta a los seres vivos, el suministro de alimentos, el carbono en la atmósfera... En el Día Mundial del Suelo, analizamos su importancia y las consecuencias de su erosión.

día mundial del suelo

El Día Mundial del Suelo se celebra cada 5 de diciembre desde 2014 con el objetivo de tomar conciencia de la importancia de este recurso, sujeto a una erosión del suelo creciente. Un tercio de los suelos ya están degradados, lo que afecta a la seguridad alimentaria, la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático, entre otros factores.

Aquí puedes conocer más sobre la degradación del suelo y cómo podemos contribuir a cuidarlo.

Qué es la degradación del suelo

La degradación del suelo es un proceso en el que el valor del medio ambiente biofísico se ve afectado por una combinación de procesos inducidos por el hombre que actúan sobre la tierra. Se considera como cualquier cambio o alteración de la tierra percibida como perjudicial o indeseable. Los peligros naturales están excluidos como causa; sin embargo, las actividades humanas pueden afectar indirectamente fenómenos como inundaciones e incendios forestales.

Este se considera un tema importante del siglo XXI debido a las implicaciones que tiene la degradación del suelo en la productividad agrícola, el medio ambiente y sus efectos en la seguridad alimentaria. Se estima que hasta el 40% de las tierras agrícolas del mundo están gravemente degradadas.

Según el Informe especial sobre el cambio climático y la tierra del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático: “Aproximadamente una cuarta parte de la superficie terrestre sin hielo de la Tierra está sujeta a degradación inducida por el hombre (nivel de confianza medio). Se estima que la erosión del suelo de los campos agrícolas ser actualmente de 10 a 20 veces (sin labranza) a más de 100 veces (labranza convencional) más alta que la tasa de formación del suelo (nivel de confianza medio) “.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible 15 de las Naciones Unidas tiene como meta restaurar la tierra y el suelo degradados y lograr un mundo neutral en cuanto a la degradación de la tierra para 2030.

Diferentes tipos de degradación

Además de los tipos habituales de degradación del suelo que se conocen desde hace siglos (erosión hídrica, eólica y mecánica, degradación física, química y biológica), en los últimos 50 años han surgido otros cuatro tipos:

  • Contaminación, a menudo química, debida a actividades agrícolas, industriales, mineras o comerciales.
  • Pérdida de tierra cultivable debido a la construcción urbana, construcción de carreteras, conversión de tierras, expansión agrícola, etc.
  • Radiactividad artificial, a veces accidental.
  • Limitaciones de uso de la tierra asociadas con los conflictos armados.

En general, se pueden evaluar más de 36 tipos de degradación del suelo. Todos son inducidos o agravados por actividades humanas. Por ejemplo, erosión del suelo, contaminación del suelo, acidificación del suelo, erosión laminar, sedimentación, aridificación, salinización, urbanización, etc.

Causas

El pastoreo excesivo del ganado puede provocar la degradación del suelo.
La degradación del suelo es un problema mundial relacionado en gran medida con el uso agrícola, la deforestación y el cambio climático. Las causas incluyen:

  • Desbroce de tierras, como tala rasa y deforestación
  • Agotamiento agrícola de los nutrientes del suelo debido a prácticas agrícolas deficientes
  • Ganadería, incluidos el pastoreo excesivo y la extracción excesiva
  • Riego inadecuado y sobreexplotación
  • Expansión urbana y desarrollo comercial
  • Vehículo todoterreno
  • Extracción de piedra, arena, menas y minerales
  • Aumento del tamaño del campo debido a las economías de escala, lo que reduce el refugio para la vida silvestre, ya que desaparecen los setos y los bosquetes
  • Exposición de suelo desnudo después de la cosecha con maquinaria pesada
  • Monocultivo, desestabilizando el ecosistema local
  • Vertido de basura no biodegradable, como plásticos
  • Especies invasivas
  • Cambio climático
  • Pérdida de carbono del suelo

Recuerda que estas infografías son de uso libre.

Cítanos como fuente siempre que sea posible (con nuestra web) y, sobre todo, ¡difunde el mensaje!