Situación actual del agujero en la capa de ozono

Según el Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (CEPMPM), el agujero de la capa de ozono, que se produce por la emisión de gases nocivos por parte del ser humano, se encuentra en la Antártida. En comparación con años anteriores, ha comenzado a formarse unas dos semanas antes de lo esperado.

Los datos proceden de las mediciones tomadas por el Copernicus Atmosphere Monitoring Service (CAMS), y han conducido al servicio de monitoreo europeo a catalogar de “singular” el fenómeno, dado que el agujero de ozono está descentrado. Por otro lado, las previsiones indican el inicio de una posible inestabilidad consecuencia del considerable dinamismo de la actividad que se ha registrado en el tramo correspondiente de la estratosfera.

El resultado de lo anterior se encuentra en que la extensión espacial del agujero está ahora progresando a un ritmo muy inferior de lo habitual, fenómeno que podría traducirse en un episodio de agujero de la capa de ozono de menor tamaño y, posiblemente, de menor duración.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) elaboró en 2018 una Evaluación científica del agotamiento de la capa de ozono que predice una recuperación de la capa de ozono hasta los niveles anteriores a 1970 en torno a 2060.

Desde el Protocolo de Montreal en 1987, cada año se llevan a cabo monitoreos de este tipo. El agujero en la capa de ozono se produce por la emisión de gases nocivos por parte del ser humano, en particular las de sustancias químicas procedentes de aerosoles, refrigerantes, pesticidas y disolventes.

¿Cómo se genera el agujero en la capa de ozono?
Al inicio de la llamada primavera austral en septiembre, cada año, el Antártico es testigo del resurgir del agujero de ozono. Un fenómeno que se produce porque durante el invierno del hemisferio sur toda la región polar ha quedado sumida en la oscuridad. Esta situación origina la formación de una configuración singular del viento: el “vórtice”.

El vórtice polar acumula sustancias químicas como el bromo y el cloro, las cuales están inactivas químicamente hablando en la oscuridad, momento en el que las temperaturas pueden bajar hasta unos niveles de -78ºC. Entonces, se produce la formación de cristales de hielo en las nubes estratosféricas polares, las cuales desempeñan un papel clave en las reaccione químicas.

En el momento en el que el Sol comienza a salir por el polo, desprende una energía que activa los átomos de estas sustancias químicas inactivas hasta entonces y, en consecuencia, al pasar a estar activos, destruyen rápidamente las moléculas de ozono, provocando de esta manera la creación del agujero de ozono.

 


configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: