Doctorados industriales

El coronavirus agrava la «epidemia» de los plásticos

Fundación Aquae y la Universidad de Alicante contribuyen con su doctorado industrial a la lucha contra el plástico, cuyo consumo se ha multiplicado estos meses debido a la covid-19, analizando el problema global de los microplásticos de cara a su eliminación y a la creación de un protocolo de actuación que sirva de referencia a la comunidad científica.

El aumento de la producción y uso de plásticos en hospitales y hogares provocado por el coronavirus está generando una “epidemia” que supone un problema ambiental de escala planetaria. Con el objetivo de contribuir a la lucha contra el plástico, que contamina los océanos con 13 millones de toneladas cada año, Fundación Aquae y Universidad de Alicante impulsan un Doctorado Industrial de Microplásticos, que actualmente está centrado en el estudio de polímeros sintéticos.

Con el apoyo de las empresas Interlab y Labaqua, este doctorado busca validar científicamente una metodología analítica que permita recoger y analizar datos sobre estos microrresiduos, que suponen el 94% de los residuos plásticos que se acumulan en el medio ambiente y lo contaminan.

El coronavirus y los plásticos se han mostrado como dos epidemias conectadas que afectan a todo el planeta. El plástico, cuyo consumo en España supera los 3,5 millones de toneladas, de los que 2,5 millones se convierten en residuos, ha vuelto a utilizarse de forma masiva por las medidas higiénicas durante la pandemia de la Covid-19, a través de productos como pantallas faciales, mamparas y envoltorios de alimentos.

La convivencia con el coronavirus ha hecho resurgir entre la ciudadanía la elección de productos plásticos desechables por ser más higiénicos. Aun así, confío en que cuando pase esta crisis volveremos a utilizarlos menos, incluso reduciremos su consumo porque una gran mayoría se ha dado cuenta de lo mucho que el ser humano contamina el planeta”, explica Débora Sorolla, doctoranda becada para realizar esta investigación.

Precisamente la pandemia ha obligado a que este doctorado se centrase exclusivamente en la parte teórica durante el confinamiento, pero desde hace tres semanas se continúa la parte práctica, enfocada actualmente en encontrar la mejor técnica analítica para detectar y caracterizar los microplásticos.

El coronavirus agrava la "epidemia" de los plásticos

Para ello, se utilizan los polímeros modelo que se encuentran mayoritariamente en el medio ambiente, como el polipropileno (envases para alimentos), el policloruro de vinilo (ventanas o tuberías) y el PET (envases de bebidas), entre otros.

En esta primera fase estamos analizando polímeros sintéticos puros, adquiridos comercialmente, antes de analizar muestras reales de microplásticos que pueden encontrarse en la naturaleza. De esta manera, nos aseguramos de que los datos obtenidos en nuestros experimentos se deben a un tipo de polímero determinado. Los microplásticos que hallamos en el medio ambiente suelen estar formados por mezclas de polímeros y posibles aditivos u otras sustancias; por eso, usando polímeros modelo simplificamos el problema, estudiándolos uno a uno”, añade Sorolla.

El coronavirus agrava la "epidemia" de los plásticos

Una vez terminado este estudio, en este doctorado (2020-2022) se analizarán microplásticos en muestras reales; en la segunda fase se evaluará la eficacia de los tratamientos para su eliminación; y en la tercera se analizarán los efectos sanitarios y medioambientales de los principales microplásticos identificados.

En los últimos diez años los seres humanos hemos producido más plástico que en toda nuestra historia, y la situación se sigue agravando con el tiempo: en 2015 se produjeron 380 millones de toneladas de plástico en el mundo, para 2050 la previsión es de más de 1.000 millones de toneladas, lo que podría suponer que haya más plástico que peces en nuestros mares.

 



configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: