Galería

FOTO 51B

FOTO 51B

Wilkins se acomodó la chaqueta del frac frente al espejo. Pensó en Rosalind Franklin, su compañera de laboratorio, y renovó su eterno odio por ella, aun el día en que la gloria del Nobel lo alcanzaba y ella ya estaba muerta. La foto 51B que ella había logrado con maestría, la que revelaba la equis perfecta de la molécula de ADN y desentrañaba el misterio de la vida, había llegado secretamente a sus manos. Él no dudó en entregarla a los dos voraces científicos del laboratorio Cavendish. Los tres compartirían ese día un premio teñido de mezquindad y olvido.

Nick: Sunny

24
Votos
111
Vistas
8 Days
de su publicación