Galería

EL UMBRAL DEL DOLOR

EL UMBRAL DEL DOLOR

Tras llamarnos "cabrones" con su vocecilla chillona, sacó medio cigarro de una bolsa que le había salido, a modo de marsupial, por la manipulación genética y, de pronto, reconocí, en su forma de mirarme y de exhalar el humo, cierto aire de mi suegra. Después de tanta prueba con células madre yo mismo me impuse como norma no volver a coger muestras para un experimento de ningún familiar, aunque confieso que no acabo de arrepentirme del todo y que disfruto haciéndole “pruebas” a la rata para conocer mejor los umbrales del dolor, siempre en nombre del avance científico, por supuesto.

Nick: BOB ESPONJA

0
Votos
34
Vistas
22 Days
de su publicación