Las columnas basálticas en España

Las columnas basálticas son formaciones regulares de pilares más o menos verticales, con forma de prismas poligonales, principalmente de forma los hexagonal, que se forman por la fractura progresiva de la roca durante el enfriamiento relativamente lento de lava basáltica en algunas coladas, en chimeneas volcánicas o en calderas que no llegan a desbordarse o vaciarse repentinamente, por lo que su enfriamiento sucede in situ.

Este fenómeno natural produce paisajes espectaculares de rocas que parecen labradas por la mano de un meticuloso escultor. Además de espectaculares, tienen un proceso de creación muy curioso. Te lo contamos y además te mostramos tres ejemplos columnas o rocas basálticas en España, que podrían formar parte perfectamente de los destinos más espectaculares de nuestro país.

Ejemplos en España de columnas basálticas

  • Los órganos de La Gomera (Santa Cruz de Tenerife)

Esta formación, que parece un espectacular órgano labrado en la piedra, tiene 200 metros de ancho por 80 de alto de enormes columnas prismáticas de basalto que bajan por un acantilado hasta el mar y continúan por debajo de este. Accesible solo por mar, esta joya de la arquitectura natural deja atónitos a todos los que lo tienen ante sus ojos.


Autor fotografía: Rainer Haessner

  • La Piedra de la Rosa (Santa Cruz de Tenerife)

La Piedra de la Rosa es una columna basáltica resultado de una combinación de procesos que se iniciaron al enfriarse la colada de lava formando esta singular estructura pétrea. En este caso, las grietas que se han formado tienen forma radial. La roca se ha desprendido en grandes “pétalos” que han formado esta “rosa”


Autor fotografía: Enrique Hernandez Torrego

  • Castellfullit de la Roca (Girona)

Castellfullit de la Roca es uno de los términos municipales más pequeños de España con menos de 1 km2 de superficie. Es el segundo más pequeño de Cataluña y el más pequeño de la provincia de Gerona.

La cantera de basalto de Castellfullit de la Roca es la única cantera activa que existe actualmente en España. La cantera está activa desde 1929 aunque hay documentos escritos del año 1887 que ya hablan de ella.


Autor fotografía : Severin.stalder

Geología

El basalto es el tipo de roca magmática de ocurrencia más frecuente. El 64,7% de las rocas que conforman la corteza terrestre son ígneas y de este porcentaje, los basaltos y gabros representan el 42,5%. El magma basáltico correspondiente ejerce además un papel esencial en la formación de otros tipos de roca.

La formación de estas columnas se produce porque la lava basáltica, al enfriarse, se solidifica, pero disminuyendo su volumen, por lo que se cuartea en forma de prismas de diferentes tipos (generalmente hexagonales), formando unos conjuntos característicos en muchos relieves volcánicos.

El tamaño de las columnas viene determinada por la velocidad de enfriamiento, siendo las mayores producto de tiempo de enfriamiento más largos. Aunque la mayoría de las columnas basálticas son prismas hexagonales, podemos encontrar formas prismáticas desde cuatro hasta ocho lados.

También se puede producir disyunción columnar en diques intrusivos de tipo sill, como se ve nítidamente en varios lugares de la isla de la Palma. En la gruta de Fingal se pueden ver las columnatas basálticas de una colada de lava intercalada entre dos coladas volcánicas que se produjeron en épocas diferentes y las características diferentes ayudaron a mantener enterrada en la lava mucho más caliente y líquida, por lo que su enfriamiento fue muy lento, lo que determinó que se produjeran estas columnas volcánicas.

Finalmente, también se puede ver la formación de columnas prismáticas en el desecamiento de sedimentos arcillosos homogéneos que llegan a menudo a profundidades importantes (hasta un metro), formando suelos poligonales que hay que romper superficialmente al comienzo de su formación después de una lluvia o del riego, para evitar que se pierda el suelo agrícola.