La rana común, un anfibio de piel permeable

La rana común es una especie de anfibio de tamaño mediano a grande cuya piel es totalmente permeable. Cualquier superficie acuática puede constituir el hábitat de una especie que no es exquisita en lo que respecta a la calidad del agua. La rana verde es endémica de la Península Ibérica y del sur de Francia.

El Pelophylax perezi es el nombre científico de la rana común o rana verde. Es una especie de anfibio anuro de la familia Ranidae. Su piel es totalmente permeable ya que desempeña un papel fundamental en su proceso de intercambio de gases respiratorios. Sin embargo, esta peculiaridad le hace estar constantemente expuesta a la contaminación de agua y de aire.

Entre las características de la rana común sobresalen sus patas traseras de gran longitud. Por otra parte, sus ojos tienen una pupila negra y ovalada, pero el iris es de color amarillo. La rana verde tiene un tamaño de entre mediano y grande, y puede alcanzar los 11 cm de longitud en las hembras, si bien es cierto que lo habitual es que no sobrepasen los 8 cm.

¿Dónde vive y cuál es su hábitat?

Nos encontramos ante una especie endémica de la Península Ibérica y del sur de Francia que, además, ha sido introducida en los dos archipiélagos de nuestro país: islas Canarias e islas Baleares.

El hábitat de esta especie es sobre cualquier superficie acuática. Por ejemplo, en las charcas de una dehesa del sur de Extremadura se podría observar con facilidad a este tipo de anfibios. Ni en invierno ni en verano se aleja la rana común de estas charcas, llegando a estivar entre el barro, excepto la noche que sale a colonizar otras charcas, balsas, albercas o embalses, uniendo siempre las tierras con su alma de agua.

Conviene destacar que la rana verde no es una especie exquisita en relación a la calidad del agua, pero sí muestra preferencia por aquellas masas de agua que son permanentes. Una de las diferencias respecto a otros anfibios como el sapo corredor es que estos son principalmente terrestres y solo acuden al medio acuático a reproducirse.

¿De qué se alimenta y cómo se reproduce la rana verde?

Presas terrestres y acuáticas constituyen los pilares de la alimentación de la rana común, especialmente las primeras. En su dieta se incluyen moscas, mosquitos, escarabajos, avispas y hormigas, complementando todo ello con pequeños peces, aves y otros ejemplares de la misma especie. A diferencia de los adultos, los renacuajos de rana común se alimentan de algas, fitoplancton o detritos.

En época de reproducción, entre los meses de abril y julio, los machos cantan tanto por el día como por la noche y las hembras ponen varios miles de huevos adheridos a la vegetación en forma de racimos.

Las larvas de rana nacen trascurridas una semana y a partir de ese momento comienza su metamorfosis. De este modo, los renacuajos de rana común habitan durante su desarrollo en el fondo de aguas relativamente profundas.

Otra de las características de la rana común es que consideran el agua como un refugio al que acudir cuando son perseguidos por algunos de sus predadores como las cigüeñas, las garzas o los jabalíes. Cabe destacar que permanecen activas durante todo el año, aunque su actividad se reduce de manera considerable cuando las temperaturas estivales son más elevadas.