El rebeco, un mamífero que tiene un millón de años

El rebeco está presente en algunas de las principales cadenas montañosas de Europa. Es un bóvido esbelto y nómada con dos característicos cuernos con forma de gancho y color negro. Pasa los inviernos en los bosques mientras que en primavera sube a la montaña. Las hembras paren únicamente un rebequino.

El Rupicabra rupicrapa o Rebeco es un bovino de pequeño tamaño y esbelto parecido a la cabra montés. Perteneciente a la subfamilia Caprinae, esta especie se considera la más reciente entre los mamíferos europeos con una antigüedad de un millón de años. Dicen que es reciente el rebeco, pero vio nevar en la montaña mucho antes que nosotros. También recibe el nombre de gamuza, sarrio o ante.

Son característicos sus dos cuernos con forma de gancho y color negro. Además, el rebeco posee unas pezuñas con almohadillas centrales que le permite desplazarse con facilidad y unos ojos que les permite abarcar los 360 grados de radio visual. La longitud de su cuerpo en loe ejemplares adultos pueden alcanzar los 130 cm.

En este sentido, cabe destacar que el tamaño de los machos es mayor que el de las hembras y lo mismo sucede con la cornamenta, de mayor longitud en los primeros. Aunque se podría decir que presentan un dimorfismo sexual poco acentuado. En invierno posee un pelaje color negro claro con zonas blancas mientras que en verano es más corto y de color pardo y amarillo.

¿Dónde vive el rebeco?

Este bóvido está presente en algunas de las principales cadenas montañosas de Europa, como los Cárpatos, los Alpes, el Cáucaso, los Pirineos o la Cordillera Cantábrica. A lo que hay que añadir determinadas zonas montañosas de los Balcanes, Eslovaquia y Turquía.

En España hay dos subespecies: la pirenaica y la cantábrica. El rebeco suele encontrarse en zonas de alta montaña con altitudes superiores a los 2000 metros.

Es una especie nómada, pasa los inviernos en los bosques mientras que en primavera suben a la montaña. Es allí donde paren las hembras a un único rebequino que, una hora después de nacer, sigue a su madre por las repisas. Nos encontramos ante uno de los ungulados de mayor actividad diurna, salvo en la temporada estival, cuando esta se limita a las primeras horas del día o una vez comienza a anochecer.

¿De qué se alimenta y cómo se reproduce?

El rebeco es un animal social que busca pastos de montaña en pequeños grupos, compuestos exclusivamente por machos o hembras con sus crías. Complementa su alimentación con gramíneas y otras plantas herbáceas. En invierno los grupos tienden a dispersarse y se hacen menos numerosos. Por su parte, entre sus principales depredadores se encuentran los osos pardos y los lobos. La hembra emite un sonido característico para dar la voz de alarma a la cabrada cuando se siente amenazada.

Respecto a su ciclo reproductivo, estos entran en celo a principios de diciembre. En esa época los machos se vuelven más agresivos y el periodo de gestación se prolonga durante seis meses.

Rececho del rebeco

Los seres humanos son otra de las principales amenazas a las que se enfrenta el rebeco. El rececho del rebeco, es decir, las prácticas cinegéticas relacionadas con esta especie, es considerado por muchos como la modalidad reina en la caza de alta montaña.