Conoce uno de los peces más curiosos: escacho o pez rubio

¿Has oído hablar del llamado "escacho"? También conocido como pez volador, entre otros nombres, habita en el Atlántico oeste, presenta un aspecto peculiar y tiene varias características y costumbres que te sorprenderán. Te invitamos a conocerlo.

El escacho o pez rubio es una especie de características muy peculiares que habita en el Atlántico oeste. Su aspecto cónico, su hocico inclinado y sobre todo sus ‘alas’ y crestas llaman la atención en este pez apto para el consumo.

¿Cuál es el pez rubio?

El escacho también es conocido, entre otros nombres, como borracha, pez golondrina (por sus ‘alas’ y porque su nombre científico, Chelidonichthys lastoviza, proviene del griego “golondrina”) y pez rubio volador.

El pez rubio o escacho es de cuerpo alargado y robusto, entre rojizo y rosado, y cabeza angulosa y grande. Sus pliegues cutáneos o crestas transversales se dirigen hacia el dorso y el vientre desde el lateral, y puede llegar a pesar 5kg y medir hasta 25 cm.

escacho o pez rubio

Curiosidades del escacho

Sin duda el escacho es uno de los más curiosos, no solo por su particular aspecto: pueden emitir sonidos con su vejiga natatoria, tanto como señal de alarma como para atraer al sexo opuesto; es conocido y tradicionalmente como “pez trípode”, ya que se desplaza sobre el fondo por medio de sus tres radios móviles, dotados además de órganos sensoriales; y se suele cocinar en guisos, arroces y caldeirada.

En cuanto a su hábitat, el pez rubio vive a profundidades de 20-170m, sobre fondos rocosos y de fango; habita en aguas templadas o cálidas; y se encuentra desde el mar del Norte hasta el cabo de Buena Esperanza y Mozambique. Se reproduce entre junio y agosto, con fecundación externa, y puede vivir hasta 18 años, durante los cuales se alimenta principalmente de gusanos del fondo, crustáceos, cefalópodos y peces.

 

 



configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: