El angelote, mitad tiburón mitad raya

El angelote (Squatina squatina) es una especie de tiburón de la familia Squatinidae (conocidos generalmente como tiburones ángel). Bien adaptado para el camuflaje en el fondo del mar, el angelote tiene una forma aplanada, con agrandamiento de la aleta pectoral y pélvica. Está considerado una especie en peligro de extinción.

El nombre científico del Angelote es Squatina Squatina y es una especie de tiburón ángel. Es llamativo por su aspecto, ya que parece una mezcla entre pez raya por su cabeza y tiburón por su cola. Gracias a su forma puede cubrirse de arena para cazar al acecho, este levanta su cabeza en ángulo recto en décimas de segundo.

Se trata de una especie fácilmente identificable gracias a su cuerpo ancho y grueso, los barbos sin espinas en los individuos de mayor tamaño y una coloración dorsal gris o marrón que presenta marcas oscuras no muy grandes pero sí muy numerosas. Además, comparte con el resto de su familia un cuerpo plano y alargado con grandes aletas pectorales. Puede alcanzar un tamaño de 2,4 metros, muy inferior al de otras especies como el tiburón ballena, que tiene la consideración de pez más grande del mar.

Este depredador de emboscada nocturna se alimenta fundamentalmente de peces óseos (como el lenguado) bentónicos, rayas y otros invertebrados. Es capaz de ingerir íntegramente a sus presas con un ataque sorpresa y permanecer varios días emboscado en el mismo lugar. Durante el día es habitual que el angelote se encuentre inmóvil y únicamente se le puedan ver sus ojos al encontrarse enterrado en el sedimento del fondo marino.

Más sobre este tiburón ángel

El angelote está considerado una especie en peligro de extinción. Principalmente, esto se debe a que durante un tiempo fue considerado como un recurso pesquero, que sumado a otros factores de riesgo han puesto en peligro sus hábitats. De hecho, está localmente extinto en toda la zona norte de su hábitat histórico pese a que fue una especie predominante en la costa atlántica de Europa y África. Incluso podía encontrarse en el Mar Negro y el Mediterráneo.

En España podemos disfrutar de ellos en los arenosos fondos de todas las islas del archipiélago Canario que son un refugio esencial para que no desaparezca la especie. A partir de 2009 se prohibió su retención a bordo, así como desembarcar capturas de esta especie. Es la especie de tiburón ángel más avistada por los buceadores e incluso se han llegado a observar hasta un centenar de individuos durante la temporada estival en Gran Canaria.

¿Cómo se reproduce el tiburón angelote?

Los angelotes son ovovivíparos, de manera que la eclosión de los huevos se produce en los úteros de la madre. El ciclo reproductivo se estima en alrededor de dos años, lo que está íntimamente relacionado con que el número de individuos de esta especie sea cada vez menor. A su vez, su baja tasa de reproducción de este tiburón limita su capacidad para soportar el agotamiento de la población.

Por otra parte, el número de crías está vinculado al tamaño de la madre y lo habitual es que este oscile entre un máximo de 25 y un mínimo de 7. El periodo de gestación se prolonga durante 8 o 10 meses.

Angelotes y seres humanos

Nos encontramos ante una especie que sobresale por su capacidad para camuflarse y permanecer al acecho. Sin embargo, por norma general no suele resultar agresivo con las personas (buceadores) pero sí ocasionar una mordedura cuando se siente molestado en su espacio.