El pez plano que se esconde en los fondos arenosos

El lenguado comienza su vida con un ojo a cada lado, pero acaba con ambos en el mismo plano tras la “migración del ojo”. De igual manera, al principio de su vida no es un pez plano, sino un alevín con forma de sardina. Esta especie se mimetiza con el entorno hasta enterrarse en los fondos arenosos.

Conocido científicamente como Solea solea, el lenguado común es un pez plano perteneciente a la familia de soleidos (orden pleuronectiformes). Entre las principales curiosidades del lenguado cabe destacar el hecho de que al principio de su vida no es un pez plano, sino un alevín con forma de sardina, y un ojo a cada lado.

Pero, en primavera, con el aumento de la temperatura del agua del mar, el ojo izquierdo empieza a desplazarse por el cráneo en un proceso conocido como “migración del ojo”, lo cual desorienta al pez, que cae al fondo, con los dos ojos en el mismo plano.

Ya en el fondo, la cara oculada se mimetiza con el entorno y se vuelve más grueso. Además, el lado ciego, en contacto con la arena, se despigmenta y adquiere una coloración blanca. Y así es cómo caen los lenguados hacia una vida de fondo y de arena, por el viaje de un ojo por la cabeza. El lenguado, además, alcanza una longitud de 60 cm y tiene un cuerpo en forma de ovoide aplanado por los lados. Su boca se dispone de forma oblicua y sus labios son protráctiles.

¿De qué se alimenta y cuál es el hábitat del lenguado?

Este pez plano puede encontrarse en los mares de aguas templadas y también en agua dulce. Nos encontramos ante una especie habitual de los fondos marinos cubiertos de arena, en los que dejan únicamente al descubierto sus ojos.

Su dieta se compone a base de pequeños peces, invertebrados del fondo marino en el que habita y crustáceos. Es un cazador que sabe aprovechar perfectamente sus características y su manera de vivir. Por ello se mimetiza con el entorno esperando que sea la propia corriente la que les traiga el alimento. Este es el motivo por el que resulta frecuente encontrar lenguados en las desembocaduras de los ríos.

En este sentido, otra de las curiosidades del lenguado es su boca, dispuesta de forma oblicua y con labios protráctiles. Cuando se dispone a darse un festín, el lenguado los estira a gran velocidad con el fin de aprisionar a la presa.

¿Cómo se reproduce?

En lo que respecta a su ciclo reproductivo, la hembra deposita miles de huevas, hasta una cifra que suele superar los dos millones, en el lecho que son fecundados por el macho. Las crías de lenguado nacen transcurridas dos semanas, momento en el que las larvas flotan con total libertad en la superficie del agua por un tiempo estimado de entre 4 y 6 semanas.

El lenguado común se reproduce entre los meses de mayo y agosto. Estas larvas inicialmente no son planas, sino que se parecen a los otros peces y nadan en posición vertical.

Se trata de una de las especies marinas que los seres humanos han incorporado a su alimentación, dando lugar a la elaboración de cientos de recetas en las que el lenguado común es el principal protagonista. Este pescado blanco destaca por su bajo valor calórico, de manera que es fácil de asimilar y digerir. Su precio es menos elevado, por ejemplo, que el del pejepeine.