La mejor alternativa al transporte público

Una de las evidencias que nos ha dejado la pandemia de la Covid-19 es que cuidar la naturaleza tiene un impacto directo en nuestra salud. También hemos aprendido que para mejorar la calidad del aire que respiramos es fundamental una movilidad sostenible. Y para ello, la bicicleta es el medio de transporte por excelencia. Te contamos algunos de los beneficios de una de esta fenomenal alternativa al transporte público.

La emergencia del coronavirus ha golpeado a todo el mundo, afectando a millones de personas y obligándonos a cambiar de hábitos. Ante esta nueva situación en la que se nos han ido presentando diferentes retos, ha surgido la necesidad de readaptarse y transformar la manera tradicional de vivir. Un cambio que ha significado importantes costes humanos y económicos.

Sin embargo, las restricciones de movilidad establecidas como medida para frenar la expansión del virus durante la pandemia, ha llevado a dar un respiro a las ciudades,  reduciendo la contaminación provocada por las emisiones de los coches y fomentando formas de movilidad sostenible, según afirma el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

En estas nuevas formas de movilidad, la bicicleta juega un rol clave como alternativa al transporte público. Pero ojo, los beneficios de este medio de transporte van más allá de su papel para proteger nuestro medio ambiente; también te ayudará a mejorar tu salud.

Promoción de la movilidad sostenible

La salud de las personas, unas ciudades más limpias y con menos tráfico y el respeto de la distancia social son algunos de los argumentos que convierten a la bicicleta en la alternativa de transporte perfecta. La movilidad sostenible, por lo tanto, está ganando terreno en las ciudades.

De hecho, el Ministerio del Interior y la Dirección General de Tráfico está promoviendo cada vez más el uso de la bicicleta como medio para desplazarse en las ciudades. Y, desde el propio ministerio, señalan algunas de sus ventajas: no contamina, promueve el ejercicio y reduce el riesgo de expansión del coronavirus al mantener la distancia social. Y tanto dentro como fuera de España se están implementando medidas para darle un mayor protagonismo.

Fuera de las fronteras españolas, hay otros lugares que promueven el uso de la bicicleta como alternativa al transporte público. En Bruselas, ya tienen mayor prioridad los ciclistas y peatones frente a los coches. Por su parte, en Nueva York, París o Roma se lleva años fomentando el uso de la bicicleta y la creación de carriles específicos. Afortunadamente, el transporte ecológico está pasando de ser una opción para unos pocos a convertirse en la opción más utilizada por la mayoría.

bicicleta, día mundial de la bicicleta

Beneficios de usar la bicicleta

El Día Mundial sin Coches, que se celebra cada 22 de septiembre, anima a los países y sus ciudadanos a fomentar y hacer uso del transporte sostenible como sustituto del vehículo privado. El objetivo de esta efeméride es impulsar el desarrollo sostenible y promover la salud.

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan el uso de la bicicleta como medio de transporte por sus múltiples beneficios . Estos son algunos de ellos:

  1. Cuida tu salud
    El uso diario de la bicicleta es una ayuda para mejorar tu salud física y emocional:

    •  Reduce los niveles de colesterol en la sangre.
    • Minimiza los niveles de estrés y mejora el estado de ánimo.
    • Es una excelente forma de combatir la obesidad.
    • Ayuda a mejorar la coordinación motriz.
    • Mejora el sistema respiratorio y cardiaco.
    • Reduce el riesgo de sufrir infarto o problemas cerebrovasculares.
    • Tonifica los músculos.
  2. Protege el medio ambiente
    Como hemos visto, la bici es un medio de transporte limpio y sostenible que contribuye a la conservación del medio ambiente, ya que:

    •  No produce gases tóxicos.
    • Supone menos espacio: 16 bicicletas ocupan lo mismo que un vehículo.
      bicicleta, día mundial de la bicicleta
  3. Mejora la economía
    Como una de las mejores alternativas al transporte publico, la bicicleta impulsa una movilidad sostenible. Pero como alternativa al coche convencional, la bici supone una doble ventaja: es más duradera y mucho más económica. Además, sobre esto último:

    • Su coste de inversión es mucho menor que el de cualquier transporte privado.
    • Su mantenimiento es muy económico: el 5 % de lo que cuesta el mantenimiento de un coche (no conlleva gastos en combustible o peajes, sus repuestos son económicos…).
  4. Ahorra tiempo
    Moviéndonos en bicicleta llegamos antes a nuestro destino, puesto que evitamos los atascos y las aglomeraciones de gente.
  5. Te hace feliz
    Está demostrado que el uso continuo de la bicicleta como medio de transporte aumenta la felicidad en los usuarios. Los motivos: aparte de todas las ventajas anteriores, aporta una sensación de libertad y permite conocer más la ciudad.