fbpx
Fundación Aquae > Noticias > cambio climático > La muerte de 200 renos en el Ártico por el cambio climático

La muerte de 200 renos en el Ártico por el cambio climático

Alrededor de 200 renos han sido encontrados muertos por inanición en el archipiélago ártico de Svalbard. Se trata, según el Instituto Polar Noruego, de un número inusualmente alto y todo apunta al cambio climático como el culpable.

05/08/2019
Compartir en

Un grupo de investigadores del Instituto Polar Noruego encontrar los cuerpos sin vida de 200 ciervos cuando llevaban a cabo el censo anual de la población de renos salvajes en este grupo de islas a unos 1.200 kilómetros del Polor Norte. Se cree que murieron de hambre el invierno pasado.

Ashild Onvik Pedersen, el jefe del grupo, ha asegurado que este alto grado de mortalidad puede ser una clara consecuencia de la crisis climática, que, según los científicos del clima, está ocurriendo dos veces más rápido en el Ártico que en el resto del mundo. “El cambio climático produce muchas más lluvias, las cuales caen sobre la nieve y forma una capa de hielo en la tundra, lo que hace que las condiciones de pastoreo sean muy malas para los animales ", dijo.

Los renos no encuentran comida


En invierno, los renos de Svalbard encuentran vegetación en la nieve usando sus pezuñas, pero los períodos alternos de congelación y descongelación pueden crear capas de hielo impenetrable, privando a los renos de su alimento. Según Onvik Pedersen, solo se ha registrado con anterioridad un número de muertes comparable desde que comenzó el monitoreo de la población de renos hace cuatro décadas, y se produjo tras el invierno de 2007-2008.



Unas muertes que también pueden deberse en parte al aumento significativo en el número de renos en el archipiélago noruego. Esto se debe en parte a la crisis climática y a los veranos más cálidos, lo que implica que un mayor número de renos compiten en las mismas áreas de pastoreo.

Desde la década de 1980, el número de renos se ha duplicado en Svalbard, y ahora se sitúa en unos 22,000, según el Instituto Polar Noruego.

 

Etiquetas:
Compartir en