fbpx
Fundación Aquae > Noticias > cambio climático > Fotos de satélites muestran cómo el cambio climático arrasa Europa

Fotos de satélites muestran cómo el cambio climático arrasa Europa

Incendios forestales, glaciares en retroceso y tierras de cultivo áridas atestiguan una nueva realidad en el paisaje Europea como consecuencia del cambio climático, gracias a las imágenes obtenidas mediante satélite del Copernicus Climate Change Service.

10/04/2019
Compartir en

El Copernicus Climate Change Service está compuesto por una red de satélites que recoge, a lo largo de Europa, datos e imágenes sobre el clima, el suelo, el aire y el agua. Según la información obtenida durante el 2018, la agencia ha declarado que fue el tercero más caliente, desde que se tienen registros, y subraya una clara tendencia hacia el calentamiento experimentada en las últimas cuatro décadas. Una situación que, centrándose en Europa, amenaza con alterar la vida de quinientos millones de personas.

Los satélites de Copernicus han captado docenas de imágenes que ilustran cómo se está desarrollando y afectando el cambio climático al paisaje europeo. Imágenes que se pusieron al servicio de los casi quince mil científicos que se dieron cita en Viena para la reunión de la Unión Europea de Geociencias, donde cada año se avalúa la situación de Europa con respecto al cambio climático, entre otros temas.

Allí, los científicos presentaron sus investigaciones y descubrimiento, y la red Copernicus tuvo una presencia relevante gracias al desarrollo de unas herramientas que permiten la obtención de datos muy fiables, amplios y ofrecidos de manera abierta para ayudar a las economías a adaptarse a las estaciones más cálidas y secas que están claramente afectando al rendimiento de cultivos, a la generación de energía y al transporte fluvial.



En un comunicado, la red Copernicus estableció que “a medida que las temperaturas aumentaron durante el año, también lo hizo la duración de la luz solar. Algunas zonas del centro y norte de Europa experimentaron hasta un 40% más de horas de sol que el promedio, y Alemania experimentó el año más soleado que se haya registrado". Sin embargo, también hubo impactos positivos. Por ejemplo, que en Alemania hubiese una tendencia a días sin nubes ayudó a una mayor generación de energía solar, llegando a cifras récord. Por la contra, tanta luz solar afectó a la hidroelectricidad, en tanto a que los glaciares alpinos, cuyas aguas de fusión ayudan a las centrales hidroeléctricas, están desapareciendo de manera muy rápida, cuyo retiro un gran impacto en los Alpes, ya que los glaciares, ya que son una parte importante del ecosistema, el paisaje y la economía de la región.

Debido a esas tendencias climáticas a largo plazo, la Unión Europea está tratando de que más responsables políticos y empresas utilicen datos e imágenes satelitales para ayudar a la planificación. Para evitar peores consecuencias derivadas de vivir en un planeta más caliente y seco, Copernicus está tratando de ayudar a los agricultores al ofrecerles acceso a imágenes satelitales con datos que podrían ayudar a la agricultura y mantenerse al día con el cambio climático.

 

Etiquetas:
Compartir en