Fundación Aquae > Noticias > Convertir el agua hirviendo en hielo, ¡sin consumo de energía!

Convertir el agua hirviendo en hielo, ¡sin consumo de energía!

Un grupo de investigadores suizos han desarrollado un dispositivo que, en teoría, podrá convertir agua hirviendo en hielo sin necesidad de energía mediante. En el experimento, lograron que una pieza de cobre que estaba a una temperatura superior a 100ºC se enfriase a una temperatura inferior a la ambiental sin contar con alimentación externa.

25/04/2019
Compartir en

Físicos de la Universidad de Zúrich parecen haber contradicho las leyes fundamentales de la Física, en particular de la termodinámica, al desarrollar un dispositivo muy simple que permite al calor fluir de manera temporal desde un objeto frío a uno caliente sin la necesidad de la existencia de una alimentación externa. Han logrado burlar la segunda ley de la termodinámica, pero sin alterarla.

En el experimento, lograron enfriar una pieza de cobre de nueve gramos que se encontraba a más de 100ºC hasta situarla en una temperatura inferior a la habitación en la que se encontraba sin tener que usar energía alguna como intermediaria. Según uno de los investigadores, Andreas Schilling, este dispositivo, por ahora experimental, podría convertir, sin usar energía, agua hirviendo en hielo.

La segunda ley de la termodinámica establece que la entropía -o el grado de desorden molecular- de un sistema natural cerrado debe aumentar a base de tiempo, es decir, el calor solo puede fluir de un objeto más cálido a otro más frío, pero no al revés. Para el experimento, contaron con un enfriador termoeléctrico Peltier, que genera una diferencia de temperatura entre sus lados al ser atravesado por electricidad, quedando una de las caras más frías, mientras que la otra se calienta. Así, en un experimento previo, consiguieron que el calor también fluyese de manera temporal de un objeto más frío a otro más cálido, de tal modo que el objeto más frío se enfriaba todavía más. Pero para conseguirlo, habían necesitado de una fuente de energía.



Pero ahora han demostrado que este proceso oscilante térmico, también se puede producir de manera “pasiva”, es decir, sin alimentación externa de energía y sin contradecir ninguna ley. Para ello, tomaron en consideración el cambio de entropía de todo el sistema y mostraron que aumentó con el tiempo, sin alterar el estado del sistema. Aunque las limitaciones del Peltier ocasionaron que el enfriamiento no fuese el previsto, pero los científicos consideran que desarrollando más el dispositivo se podría llegar a lograr un enfriamiento de -47ºC. Cantidades de materiales sólidos, líquidos o gaseosos calientes podrían enfriarse a una temperatura muy por debajo de la de su ambiente sin consumo de energía. Conseguir un dispositivo a gran tamaño podría suponer un gran ahorro energético a la hora de transformar el agua en hielo.

 

Compartir en