Medidas de la Unión Europea frente al cambio climático

La Unión Europea es líder en la lucha contra el cambio climático y trabaja para convertirse en el referente de la transición ecológica a través de soluciones y medidas que promuevan una acción conjunta y global frente a la crisis climática.

Liderando la lucha contra la crisis climática

La lucha para frenar el cambio climático es una de las prioridades de la Unión Europea (UE), así como mejorar la adaptación de los países a sus consecuencias. Para conseguirlo, trabaja para que la zona tenga una economía sostenible, reduzca las emisiones de CO2 a través de medidas y de objetivos muy estrictos y mejore la eficiencia energética.

Desde esta institución se ha creado el programa LIFE, con un presupuesto de 240 millones de euros, para estudios y proyectos que mejoren la adaptación a los efectos de la crisis climática en la UE. Más de la mitad de ese dinero estará destinado a conservar la biodiversidad y el medio ambiente.

Estrategias y medidas a largo plazo

Para luchar contra el cambio climático los dirigentes de la UE han manifestado la necesidad de crear un marco que asegure que la transición a la neutralidad climática sea eficiente en términos económicos, pero también equilibrada en cuestiones sociales y equitativa entre todos los países.

Por otro lado, han mostrado la necesidad de garantizar la seguridad energética y respetar el derecho de cada país a decidir su propia combinación energética y sus mejores tecnologías, y han afirmado que la neutralidad climática debe alcanzarse de tal modo que se favorezca la competitividad de la UE.

Objetivos de la UE contra el cambio climático

Reducción de las emisiones CO2

En el año 2008 la Unión Europea fijó una serie de objetivos de cara al año 2020, como la reducción de emisiones CO2 en la UE en un 20%. El mismo porcentaje que estableció para aumentar el uso de energías renovables y de eficiencia energética.

Para el período 2020-2030, se han establecido una serie de políticas climáticas y energéticas que afectan a todos los países de la UE tras haber declarado el Parlamento Europeo la emergencia climática. Para finales de 2030, el objetivo es haber reducido un 55% de emisiones y, para el año 2050, la meta es conseguir una disminución de entre un 80% y un 95%.

Neutralidad climática

Dentro de la lucha contra el cambio climático en la Unión Europa, el reto para conseguir la neutralidad climática en el año 2050 es esencial. Para ello, se deben reducir las emisiones y conseguir el principal objetivo del Acuerdo de París: mantener el aumento de la temperatura global en 1.5 grados.

Alcanzar estas cifras pasa por crear una economía hipocarbónica, esto es, muy baja en emisiones, y una sociedad europea concienciada y respetuosa con el medio ambiente. Algunas medidas para lograrlo son:

  • Empleos más ecológicos.
  • Uso de energías renovables.
  • La aplicación de la normativa europea de residuos.
  • Transporte limpio, vehículos híbridos o eléctricos y mayor uso del transporte público, lo que podría reducir hasta en un 50% las emisiones para 2050.
  • Edificios y sistemas energéticos eficientes.

Economía circular

En mayo de 2019 adoptó una prohibición con respecto a los artículos de plástico de un solo uso y para los que existen alternativas más sostenibles. Con ella, establece normas más estrictas para estos productos y envases, que se encuentran entre los artículos que más contaminan las aguas europeas.

Un año antes acordó una serie de normas sobre la gestión de residuos y estableció objetivos de reciclado jurídicamente vinculantes.

Tecnología y adaptación

Frente al cambio climático la Unión Europea fomenta también el desarrollo de tecnologías de baja emisión de carbono y medidas de adaptación para:

  • La captura y almacenamiento de carbono
  • La reducción de las emisiones de gases fluorados
  • La reducción del uso de sustancias que agotan la capa de ozono
  • La creación de normas de eficiencia de los vehículos y calidad de los combustibles.

Los planes de las ciudades de la UE

Un equipo internacional realizó a finales de 2019 un amplio estudio sobre los planes de mitigación y adaptación al cambio climático existente en 885 ciudades distribuidas en los 28 estados miembros de la UE.

El resultado de la investigación indica que el 66% de las ciudades analizadas tienen un plan de mitigación frente al cambio climático. Un 26% presentan planes tan solo dirigidos a la adaptación de sus consecuencias. Un 16% desarrolla planes que integran medidas conjuntas de mitigación y de adaptación. Y un 33% no tienen de ningún tipo.

Los tres factores más significativos que comparten las ciudades que presentan planes se encuentra en su tamaño -cuanto más grandes, más preparadas-, su pertenencia a alguna red climática de ámbito internacional y el desarrollo de normativas nacionales.

Los países con más ciudades preparadas de alguna manera -mitigación, adaptación o ambas- contra el cambio climático son Polonia, Alemania, Irlanda, Finlandia y Suecia. Por otro lado, las ciudades de países como Dinamarca, Francia, Eslovaquia y Reino Unido, en los que los planes de lucha contra la crisis climática son obligatorios, son más propensas a tener un plan específico de mitigación o de adaptación.

 



configDate =
cookieDate =

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web, ofrecer una mejor funcionalidad y personalización. Consulta la política de cookies aquí para más información. Al hacer clic en Aceptar, aceptas todas las cookies. También puedes configurarlas como prefieras o rechazarlas pulsando en Configurar.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: