Aquae Campus 2016
¿Sabías que en las salinas nadan los lenguados por encima del nivel del mar? Te lo cuenta Mónica Aceytuno

¿Y si algún día tuviéramos la oportunidad de abrigarnos con algo que no fuera tan sólo una necesidad, un ejercicio estilístico o una moda? Después de todo, ¿qué es la moda? Según Oscar Wilde probablemente sólo “…una forma de fealdad tan intolerable que nos vemos obligados a cambiarla cada seis meses”.

Environment Dress de Maria Castellanos y Alberto Valverde

Environment Dress de Maria Castellanos y Alberto Valverde

La ropa nos caracteriza y sobretodo nos protege de las variaciones térmicas, la radiación ultravioleta, la suciedad y la contaminación ambiental pero ¿Y si la indumentaria pudiera informarnos objetiva y científicamente de las condiciones de nuestro entorno? La afición que nuestra especie demuestra por los artefactos tecnológicos sugiere que sin duda alguna este día llegará cuanto antes. 

Environment Dress de Maria Castellanos y Alberto Valverde

Environment Dress de Maria Castellanos y Alberto Valverde

Lo demuestra Environment Dress, un proyecto artístico de María Castellanos y Alberto Valverde que se plasma en un traje y unos complementos dotados de sensores capaces de medir datos tan variables como la cantidad de monóxido de carbono, la presión atmosférica, la temperatura, la humedad, la contaminación sonora, los infrarrojos y la radiación ultravioleta. 

Este proyecto, ganador de Next Things 2015 – Conducta. Cuarto Desafío Global de Arte y Tecnología, una convocatoria conjunta de LABoral Centro de Arte y Creación Industrial de Gijón y Telefónica I+D, se exhibe hasta abril en Materia Prima, Experimentos en arte digital y ciencia, una exposición producida por LABoral y comisariada por Gerfried Stocker, el director del prestigioso Ars Electronica Center de Linz (Austria). En este marco sus creadores están estrenando Environment Dress II, un vestido ideado para realizar una vídeo performance, que se basa en los mismos sensores de la primera versión, aunque su formalización es bastante diferente.

Environment Dress se inscribe en una investigación que desde hace unos años concentra el interés de una generación de artistas que trabaja con las nuevas tecnologías y la indumentaria. “La tendencia general de este tipo de tecnología wearable suele ser crear prendas visualmente atractivas, que proyectan algún efecto lumínico y dinámico o capaces de captar medidas biométricas, recogiendo datos físicos del usuario como pulsaciones, temperatura corporal y humedad. Sin embargo ¿qué ocurre con el entorno que nos rodea?”, se preguntan María Castellanos y Alberto Valverde. “Vivimos rodeados de agentes contaminantes, que influyen en nuestro cuerpo, en nuestro estado de ánimo y en definitiva en nuestra conducta. Lo que proponemos con Environment Dress es medir la agresividad del medioambiente, para establecer de este modo como los factores externos afectan a nuestra conducta”, explican los artistas. 

Environment Dress de Maria Castellanos y Alberto Valverde

Este traje medioambiental, que está todavía en fase de desarrollo, ha sido creado con hardware y software de código abierto y está evolucionando desde unas perspectivas colaborativas, abiertas y artesanales (do it yourself). “Nos basamos en sensores comerciales ya hechos, que integramos en nuestro diseño y nos permiten recabar las mediciones requeridas. La idea es que cualquier persona con unos conocimientos básicos de electrónica pueda conseguir estos componentes y montar su propia ropa”, explica María Castellanos. Por eso, al terminar la investigación los artistas publicarán en la web del proyecto toda la información necesaria para que los usuarios puedan crear su propio traje o tunear sus prendas preferidas. 

Environment Dress de Maria Castellanos y Alberto Valverde

Environment Dress de Maria Castellanos y Alberto Valverde

Enviroment Dress se completa con unos complementos, por el momento unas gafas y un sombrero que miden la radiación ultravioleta, desarrollados para Protección solar en código abierto, una actividad que se llevó a cabo el pasado verano en el centro de arte LABoral. “Queríamos mostrar al público de Gijón lo que estábamos haciendo y desarrollamos estos gadgets hackeando objetos de uso común”, nos explica María Castellanos, que quiere seguir investigando con otros complementos sencillos y baratos, de modo que la gente los pueda intervenir fácilmente. 

Environment Dress de Maria Castellanos y Alberto Valverde

Environment Dress de Maria Castellanos y Alberto Valverde

“Somos conscientes de que el traje consta de muchos sensores y al final resulta bastante complejo, pero quizás a alguien le interese medir el monóxido de carbono de su entorno o la cantidad de polvo que está respirando. Creemos que estos tipos de objetos wearables son interesantes para la evolución del proyecto y hacer que llegue a más público”, indican los artistas, que actualmente están trabajando en la sede de Telefónica I+D de Barcelona para desarrollar la fase final del proyecto. Junto con la realización de una aplicación para el control del traje y la gestión de la información generada, se creará también una gran base de datos configurada con las referencias geolocalizadas recogidas por el vestido y los eventuales complementos creados independientemente por las personas interesadas en el proyecto. “Cuando el programa instalado en el servidor detecte un nivel muy elevado de radiación ultravioleta o una gran concentración de monóxido de carbono en la prenda, esta devolverá a modo de feedback una respuesta al usuario, expresando esta condición mediante alteraciones lumínicas y de movimiento, alertando de este modo al usuario del traje de que algún agente externo lo está atacando”, concluye Castellanos.


Más Arte en Art Gallery de Fundación Aquae

Roberta es periodista especializada en arte contemporáneo y nuevos medios y Stefano en cultura digital. Son autores de El Arte en la Edad del Silicio, un espacio permanente dedicado al new media art en El País.

Posts más vistos