El fresno: un gran árbol con pequeñas hojas

El fresno está considerado por muchos “el árbol de la buena suerte”. Su gran tamaño contrasta con sus pequeñas hojas que brotan de sus ramas convirtiéndolo en una de las especies arbóreas más frondosas de nuestra geografía. En este clip natura, la bióloga y escritora Mónica Fernández-Aceytuno nos descubre esta especie.

El fresno recibe el nombre científico de Fraxinus. Esta denominación técnica tiene su origen en el griego y su significado hace alusión a la facilidad con la que sus ramas tienden a separarse unas de otras.

Una de las cosas que más impresionaban al escritor Thomas Mann es como era posible que un árbol tan grande y voluminoso contara con unas hojas tan pequeñas. Así es como Mónica Fernández Aceytuno inicia este Clip Natura en el que nos acerca a una de las especies arbóreas autóctonas de nuestra zona.

Características del fresno

El fresno pertenece a la familia de las oleáceas que contienen entre 45 y 65 especies diferentes. Es una arbórea de hoja caduca que puede llegar a alcanzar hasta los 20 metros de altura formando un majestuoso árbol que puede llegar a vivir hasta 100 años.

El fresno cuenta con un tronco de madera oscura con tonos amarillentos. Tiene una forma recta y cilíndrica que culmina en una amplia y redonda copa de la que nacen sus largas y extensas ramas.

Se trata de una especie de árbol muy frondoso, compuesto por pequeñas hojas de color verde brillante que tiñe de verde nuestro paisaje. “En realidad, los fresnos tienen las hojas compuestas, hechas como para tocar a más cantidad de la luz del día en los lugares umbríos”, expresa Fernández-Aceytuno.

De las ramas del fresno brotan, en abril y mayo, unas sencillas flores blancas con unos filamentos que cuelgan de ellas. El fruto de esta especie es la sámara que tiene una forma alargada y en su interior se encuentran las semillas.

Distribución y adaptación

El fresno es un árbol que se adapta a cualquier ambiente y tipo de suelo. Suele distribuirse por las riberas de los ríos y zonas húmedas, pero también puede verse en las montañas. Y es que este árbol aguanta muy bien el frio invierno siendo capaz de vivir entre los 80 y 100 años.

El fresno, un voluminoso árbol compuesto de pequeñas hojas verdes

Pese a que tiene su origen en Europa y el Norte de África, su presencia se extiende por todo el planeta. En la Península Ibérica suele encontrarse en el norte y zonas de Castilla-La Mancha, donde es una especie protegida y amenazada.

Usos del fraxinus

Uno de los usos más populares del fresno se la da su madera, muy valorada por su elasticidad y resistencia. Con ella se elaboran tarimas, guitarras, piezas de carros, remos y lanzas. Además, sus hojas y ramas también son utilizada para el forraje para el ganado.

El fresno, un voluminoso árbol compuesto de pequeñas hojas verdes

Otro de los usos que se le da al fresno es como planta ornamental por su frondosidad y belleza. Por esta razón, cada vez es más común que se plantea en zonas urbanas como vías públicas y jardines dando un toque natural a nuestras ciudades.

Las pequeñas hojas del fresno también se utilizan para uso medicinal. Estas infusiones suelen ser un remedio muy eficaz frente a resfriados .