×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


El torpor de los osos pardos cantábricos

Torpor. Esta palabra me encanta porque define muy bien el ligero letargo en el que caen ahora, tras las primeras nevadas, los osos pardos cantábricos, como este de la imagen, Ursus arctos, fotografiado por Javier Valladares.

Foto: Javier Valladares

Se trata de una hibernación muy ligera, por lo que conviene llamarla de otra manera, ya que es más bien una somnolencia que recibe la denominación de torpor, y que se distingue de la hibernación profunda de otras especies de osos que viven en climas mucho más rigurosos.

Es también ahora cuando las hembras se retiran a su osera para parir dormidas crías que pesan menos de medio kilo, de 1 a 3 oseznos por hembra reproductora, de las 30 a 35 que se cuentan, según FAPAS, ahora mismo en toda la cordillera Cantábrica.

Ver también:

¿Sabías que no es lo mismo hibernar que invernar?
Son solo cuatro osos