La triada ecológica: un modelo para frenar enfermedades

La triada ecológica, junto a la cadena epidemiológica, ayuda a la investigación científica para estudiar las interacciones existentes en el desarrollo de las enfermedades y en cómo se propagan después. Conoce qué es la triada ecológica y cuáles son los tres elementos que intervienen en ella.

Definición de la triada ecológica

El concepto de triada ecológica se refiere a las interacciones que existen entre los diferentes elementos que intervienen al producirse una enfermedad. Aunque empezó siendo un modelo que estudiaba las enfermedades de tipo infecciosas, con el tiempo se amplió a todo tipo de patología.

La triada ecológica debe su nombre a estar compuesta por tres elementos, y al carácter ecológico de estos. Es un modelo que permite una mejor comprensión de los elementos y los procesos que dan forma a las enfermedades. Esto permite, a su vez, identificar una serie de patrones para actuar y combatirlas.

¿Qué elementos componen la triada ecológica?

Los factores que constituyen la triada ecológica o epidemiológica son tres y suelen representarse en forma de triángulo, que sirve para explicar las relaciones que existen entre ellos.

  1. Agente epidemiológico

Los agentes son los factores externos o internos que, aunque intervienen para provocar una enfermedad, por sí mismos no son capaces de producirlas, ya que en la mayoría de los casos es necesaria la unión de los demás elementos.

La gran variedad de agentes epidemiológicos incluye los virus, las bacterias o los parásitos microscópicos. Poseen unas características comunes que permiten que desarrollen enfermedades en otros organismos:

  • Patogenicidad
  • Infectividad
  • Virulencia
  • Poder antigénico o inmunogenicidad
  • Letalidad
  • Mutación

En un primer momento, la triada ecológica se usaba tan solo para investigar enfermedades infecciosas. Pero su uso se extendió al estudio de otras patologías y con ello se ampliaron los agentes causantes:

  • Psicológicos: miedos, frustraciones, ansiedad, estrés…
  • Físicos: temperatura, radiaciones, electricidad…
  • Químicos: efectos secundarios de los medicamentos, sustancias con niveles de toxicidad…
  • Nutricionales: padecimientos producidos por una mala alimentación.

triada ecológica

  1. Huésped epidemiológico

También conocido como huésped susceptible, debido a que puede contraer una enfermedad ocasionada por el agente epidemiológico. Todos los seres que poseen un organismo vivo son considerados huéspedes. En el momento de la infección sus mecanismos de resistencia e inmunidad son deficientes y, por tanto, contraen la enfermedad o infección. Esta susceptibilidad depende de varios factores:

  • Estructura genética
  • Género del huésped
  • Inmunidad o el nivel de esta que posea el individuo
  • Nutrición
  • Estado mental
  • Hábitos personales

Por otro lado, es necesaria la existencia de una vía de transmisión de la enfermedad para que el agente infecte al huésped. Esta puede ser:

  • Respiratoria
  • Digestiva
  • Urinaria
  • Piel
  • Mucosa

 

  1. Ambiente

El tercer elemento de la triada ecológica es el ambiente y juega un papel determinante, dado que las condiciones ambientales condicionan que los agentes sean capaces o no de llegar al huésped.

Dentro del ambiente, existen diferentes condiciones que facilitan la producción y desarrollo de enfermedades:

  • Físicas: geografía, clima y condición del agua o aire, entre otros.
  • Biológicas: consiste en la naturaleza del lugar donde el individuo o sujeto de estudio se desenvuelve, es decir, la flora y fauna.
  • Sociales: estatus social, religión, círculos familiares, laborales y de amistad.

¿Qué es la cadena epidemiológica?

La cadena epidemiológica es la interacción de los tres elementos de la triada ecológica que, en su conjunto, producen o facilitan el desarrollo de la enfermedad o infección. Esta cadena permite conocer todos los elementos que, directa o indirectamente, intervienen en esa enfermedad.

Conocer la cadena epidemiológica es de gran importancia: gracias a ella se puede saber cuál es elemento de la triada ecológica sobre el que se debe actuar para hacer frente y frenar la enfermedad. La cadena está compuesta por seis eslabones:

  1. Agente infeccioso. Es el mismo que se encuentra en la triada ecológica.
  2. Donde los agentes se asientan, viven y se multiplican. Pueden ser lugares, sustancias, objetos u organismos.
  3. Puerta de salida del agente infeccioso desde el reservorio. Por donde el agente sale, como la saliva o las secreciones.
  4. Vía de transmisión. Puede ser directa o indirecta. En el primer caso, pueden ser estornudos, besos o el contacto físico; mientras que, en el segundo, necesita de un intermediario, como los insectos o el agua.
  5. Puerta de entrada del agente al huésped. Por donde ingresa el agente al huésped. Puede ser cutánea, digestiva, respiratoria…
  6. Huésped. Como en la triada ecológica, el huésped es susceptible de contraer una enfermedad ocasionada por el agente epidemiológico

Ejemplos

Con el objetivo de clarificar, te compartimos dos ejemplos sencillos sobre cómo se usa la triada ecológica:

En la diabetes:

  • Agente: azúcar
  • Ambiente: bebidas azucaradas
  • Huésped: ser humano

En la gripe:

  • Agente: virus de la gripe
  • Ambiente: animal
  • Huésped: ser humano

 



configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: