¿Qué tipos de microplásticos contaminan el medio ambiente?

Uno de los principales contaminantes del agua son los plásticos. En especial, los mares y océanos ya son un auténtico vertedero en donde acaban millones de toneladas de este tipo de residuos. La degradación de estos desperdicios en diminutos trozos los convierte en microplásticos y su presencia en el agua pone en peligro la vida de los ecosistemas marinos. En Fundación Aquae abordamos los diferentes tipos de microplásticos y su devastador impacto en el medio ambiente.

Los plásticos forman ya parte de nuestra vida diaria al estar presente en la mayor parte de los productos que consumimos. Su inadecuado reciclaje y la lenta degradación de estos compuestos provoca que acaben acumulándose en el medio ambiente. Esto provoca que, como consecuencia de la erosión, se transformen en diferentes tipos de microplásticos que amenazan la vida de los distintos ecosistemas.

Según el informe ‘De la contaminación a la solución’, realizado por el Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas (PNUMA), los residuos plásticos representan hasta el 85% de los desperdicios marinos. Y es que de todo el plástico que se arroja a mares y océanos una parte queda alojado en el fondo marino mientras que otra deambula por sus aguas.

La inadecuada eliminación de la basura plástica es uno de los principales problemas. Porque de las 6.300 millones de toneladas de plásticos que se desechan cada año, solo se reciclan el 9% a nivel mundial, según el PNUMA. La cantidad restante se acumula en vertederos o, en su defecto, impacta de forma directa en el medio ambiente y sus ecosistemas.

¿Qué son los microplásticos?

Los mares y océanos son los principales afectados por la contaminación por plástico. Allí acaban gran parte de estos residuos que, debido a su degradación, se fragmentan en diminutos trozos de plásticos casi imperceptibles a la vista. Son conocidos como microplásticos y llegar a medir, como máximo, 7 milímetros.

¿Qué tipos de microplásticos perjudican el medio ambiente?

Su pequeño tamaño hace que acaben introduciéndose en todos los rincones del planeta. Por esta razón, son una de las mayores amenazas para el medio ambiente y su biodiversidad. El incremento de su presencia en el agua pone en peligro la salud no solo del ser humano sino de miles de especies que dependen de este recurso para sobrevivir.

Tipos de microplásticos:

En la actualidad, existen diferentes tipos de microplásticos que contaminan el medio natural. Hay diferentes formas para clasificarlos, pero la más común es en función de su procedencia. Teniendo en cuenta la clasificación que realiza el PNUMA, los microplásticos pueden ser:

Microplásticos primarios:

Este tipo de microplásticos primarios hacen referencia a los que se vierten directamente al medio ambiente. Es decir, no surgen como efecto de la erosión y degradación. Los microplásticos primarios representan entre el 15% y el 31% de los residuos plásticos de los océanos.

Microplásticos secundarios:

A diferencia de los primarios, los microplásticos secundarios son los que se producen por la degradación de los diferentes residuos.  La representación de estos contaminantes en mares y océanos es considerablemente mayor, al representar hasta el 81% de los microplásticos presenten el agua.

 ¿Qué impacto tienen los microplásticos en el medio ambiente?

Los desperdicios plásticos, una vez llegan al mar, deambulan por el agua convirtiéndose en alimento para las especies marinas que habitan en los mares y océanos. Esto provoca no solo un riesgo para la salud de estos animales, sino también la introducción de estos compuestos contaminantes en la cadena alimentaria.

En Fundación Aquae ya hablamos de este tipo de efectos de la contaminación del agua por plásticos. Fue el divulgador científico Guillermo Pérez, @WildDiv, quien en su Master Class, ‘Catástrofes de los microplásticos en el mar‘, explicaba: “El ser humano es el último eslabón de la cadena trófica y nos estamos comiendo el plástico que poco a poco se ha ido acumulando en cada paso de ésta”.

La acumulación de estos residuos en los océanos y mares es otro de los efectos de su inadecuada eliminación y reciclaje. A continuación, compartimos una infografía en la que mostramos de forma visual como la contaminación por plásticos en mares y océanos es un problema que debemos solucionar cuanto antes.

Además, la presencia de estos tipos de microplásticos  en el agua también tiene un impacto en su calidad. Todos los seres vivos del planeta, entre los que se incluye al ser humano, dependen de este recurso. Porque la vida en el planeta no seria posible sin agua y, por esta razón, debemos tomar conciencia y actuar con el objetivo de no seguir convirtiendo nuestra naturaleza en un vertedero.

¿Cómo podemos reducir la contaminación por plásticos? 

El ser humano es el único responsable de que los mares y océanos del planeta estén repletos de plásticos. Por esto, somos los únicos responsables en tomar medidas para frenar este problema. Y es que solo con la acción conjunta de todos podremos frenar la contaminación del planeta y sus devastadores efectos en el medio ambiente.

Conscientes de esto, desde Fundación Aquae hemos querido recoger algunas de las recomendaciones que contribuyen a minimizar el impacto de los residuos plásticos en la naturaleza:

  • Eliminar el consumo de plásticos de un solo uso.
  • Promover modelos de economía circular
  • Dar una segunda vida útil a aquellos objetos que queramos desechar.
  • Transformar nuestros hábitos hacia otros más sostenibles y respetuosos con la naturaleza.
  • Conciencia  a tu entorno en la importancia de reducir el consumo de plásticos y cuidar el medio ambiente.