fbpx
Campus logo
Aquae

La lenteja mágica que crece entre algodones

¿Es posible sembrar lentejas en un algodón? A lo largo de este experimento explicaremos que si es posible y tan solo necesitamos un tarro de cristal, algodón, semillas de lentejas y agua.

En primer lugar, colocaremos el algodón dentro del tarro de cristal y lo humedecemos con agua. A continuación, añadimos las lentejas y las presionamos ligeramente para que se empapen. Mantenemos la humedad del algodón continuadamente y al cabo de unos días veremos como comenzarán a crecer.

¿Qué ha pasado al sembrar lentejas? 

Este experimento tiene una explicación científica: las semillas de las lentejas, al encontrarse con las condiciones favorables gracias a la presencia de agua, oxígeno y una temperatura ideal, han germinado.

La germinación de las lentejas y otras legumbres está considerado el primer experimento que acercó a la población al mundo científico. Además, este experimento dio lugar al conocimiento más antiguo e importante de la humanidad: la agricultura.

Las legumbres y los cereales fueron los primeros productos sembrados y cosechados por el ser humano. Lo más importante para que el proceso de germinación de la lenteja sea un éxito es lograr un ambiente adecuado. Un lugar cálido con luz solar indirecta será suficiente para hacer crecer tu lenteja.

Al cabo de cuatro o cinco días podremos ver que de nuestra semilla brotan sus primeras hojas verdes. Esto se le conoce como el proceso de la clorofila. Esta etapa es la ideal de producción de vitaminas de la planta. En este punto, recomendable cambiar el recipiente por uno más grande con el objetivo de que los brotes puedan crecer un tamaño mayor.

¿Qué es la germinación?

El proceso de germinación es aquel por el que una semilla se convierte en una planta. Las semillas permanecen en estado de reposo hasta que se dan las condiciones adecuadas para que se produzca su germinación. Estas condiciones solo se dan con la presencia de oxígeno, agua y una temperatura adecuada.

La germinación comienza con la imbibición que se produce cuando entra agua en la semilla. Una vez que la semilla se hidrata comienza a desarrollarse una serie de procesos metabólicos necesarios para su crecimiento.

Una vez que la semilla se hidrata, la absorción de esta disminuye y comienza la etapa de crecimiento de la planta. La radícula rompe las cubiertas seminales y  se inicia el desarrollo de la planta. Todo este proceso de germinación es el que se da a lo largo de este experimento: creamos las condiciones optimas para que al sembrar las lentejas comience el proceso de germinación que hará crecer las semillas.

¿Cuándo es recomendable germinar las lentejas?

La época ideal para sembrar lentejas suelen darse en otoño o en primavera. La siembra de esta legumbre se puede hacer en un semillero (similar al del experimento) o directamente en el suelo. Lo importante en este proceso es mantener el semillero con humedad para que germinen mejor.

Las semillas de lenteja tardan entre 6 y 10 días en germinan en función de la temperatura. Así ten un poco de paciencia y veras tu lenteja crecer.