Campus logo
Aquae

El reciclaje: una asignatura todavía pendiente

De las 11.200 toneladas de residuos que se generan cada año en el mundo solo se reciclan un 16%. Un dato que refleja que todavía tenemos mucho que mejorar en materia de reciclaje. En esta infografía mostramos la situación actual en este ámbito y cómo podemos desechar correctamente cada uno de los residuos que generamos.

Los residuos son uno de los principales problemas medioambientales de los países industrializados. Su gestión sostenible es uno de los retos de la sociedad ya que estos deshechos proceden de las diferentes actividades productivas y de consumo.

Una sociedad basada en el “usar y tirar”

En los últimos años, el ciclo de vida de los productos que consumimos se ha ido reduciendo instaurándose el perjudicial concepto de “usar y tirar” los objetos que consumimos sin plantearnos su reutilización. Esto provoca un grave impacto en el medio ambiente ya que gran parte de los miles de millones de residuos que generamos acaban en la naturaleza en forma de basura.

A pesar de que el reciclaje está cada vez más instaurado en la conciencia ciudadana, todavía queda mucho por hacer en este ámbito. El principal problema radica en la degradación de estos residuos ya que suelen estar compuestos de materiales y sustancias cada vez más resistentes y tóxicas para nuestra naturaleza. Esto provoca dos efectos: una descomposición más lenta y la liberación de sustancias contaminantes que quedan presentes en el medio natural más tiempo, con el peligro que esto conlleva.

El impacto medioambiental requiere de un control exhaustivo del uso que hacemos de los residuos desde su etapa previa de producción hasta su eliminación. Sobre esta idea se basa la generación de residuos cero que pone especial atención en la fase de diseño de los producto para que ya desde su concepción sea sostenible.

El aumento de la población mundial es otra de las cuestiones que agravan la generación acelerada de residuos en el mundo. Según estima desde el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la población seguirá creciendo hasta alcanzar, en 2050, los 9.600 millones de personas en el mundo. Una cantidad que implica no solo una gestión sostenible de los residuos, sino también el equivalente a casi tres planetas para disponer de los recursos naturales necesarios para sostener el estilo de vida actual.

¿Reciclamos todo lo que deberíamos? 

Reciclar es una de las acciones que contribuyen a la reducción de basura en el mundo. Sin embargo, la situación global demuestra que no estamos reciclando todo lo que deberíamos. Por ejemplo, 1.300 millones de toneladas de alimentos se desperdician cada año mientras que cerca de 811 millones de personas sufren hambre en el mundo.

Los residuos plásticos son otro de los problemas que están agravando la contaminación, principalmente del agua. Y es que de las 300 millones de toneladas de residuos plásticos que se generan cada año en el mundo tan solo se reciclan el 9%, el resto acaba en la naturaleza, sobre todo en ríos y océanos.

La producción papel es una de las principales causas de la deforestación. Y es que la fabricación de papel conlleva la tala indiscriminada de árboles. El papel reciclado es una de las opciones más sostenibles no solo para evitar este problema, sino también en el ahorro del agua que se requiere para su producción, uno de los recursos más escasos y valiosos del planeta.

Además, en los últimos años, los dispositivos electrónicos han pasado a formar parte de nuestra vida. Sin embargo, este tipo de residuos se están convirtiendo en un problema añadido: de las 50 millones de toneladas que se generan cada año solo se recicla un 20%.

¿Por qué el reciclaje es importante? 

El reciclaje ayuda a reducir el volumen de residuos que el ser humano genera a diario. Esta acción contribuye a proteger y conservar el medio ambiente frente a la contaminación ambiental. Además, poner en práctica el reciclaje en nuestra rutina contribuye a la recogida, separación y eliminación de los residuos de una forma más sostenible para el planeta.

Por tanto, el reciclaje es importante para:

  • Luchar contra el cambio climático.
  • Reducir la contaminación del agua.
  • Proteger nuestros recursos naturales.
  • Cuidar y preservar el medio ambiente.

En la infografía te mostramos la situación global para darte suficientes motivos para empezar a reciclar. Además, en ella, aclaramos en qué contenedor debes tirar cada residuo que generes.

Recuerda que estas infografías son de uso libre.

Eso sí, cítanos como fuente, (www.fundacionaquae.org), y sobre todo ¡Difunde el mensaje!