Red impulsores del cambio – PEDRO MEDRANO

Fundación Aquae > Red impulsores del cambio – PEDRO MEDRANO


PEDRO MEDRANO

MONTES DE SOCIOS

Más del 5% de la superficie forestal de España es de propiedad colectiva, lo que ha llevado a una grave situación de abandono rural y por tanto al desaprovechamiento de nuestros bosques y montes. Pedro ha creado las Juntas Gestoras para posibilitar la gestión de esos terrenos y acercar la sociedad urbana a sus raíces rurales.

El problema

El abandono del mundo rural en España es una realidad que, unida a la falta de claridad de propietarios de muchos terrenos, dificulta enormemente, e incluso imposibilita, la intervención y gestión de estas zonas, provocando graves consecuencias económicas, sociales y medio ambientales.

Pedro Medrano, en vista de este problema, ha creado un nuevo concepto de comunidad rural, con inicio en Soria, y que ya está “exportando” a otras comunidades como Aragón, Asturias, Castilla la Mancha y Castilla y León.

El proyecto de Pedro pretende recuperar y poner en valor los montes de socios, contribuyendo, además, a la diversificación económica, la modernización y la mejora de la calidad de la vida del medio rural. Para lograrlo se han marcado 3 grandes objetivos:

  • Dar a conocer los montes de socios, recuperando el Fondo Documental de la Desamortización Forestal,
  • Realizar la identificación catastral de los terrenos potenciales y desarrollar de un plan de formación en las localidades afectadas para implicar a los condueños;
  • Desarrollar demostraciones de saneamiento de los montes de socios a través de la constitución de Juntas Gestoras y promover la elaboración de una normativa básica que establezca un marco legal específico para estos montes.

El primer paso fue identificar a los herederos de los terrenos y sus porcentajes de propiedad para poder dar encaje legal a la posible intervención en ellos. Así, en 2003 consiguió añadir una enmienda a la Ley Básica de Montes para poder gestionar los montes de propiedad compartida, los “Montes de Socios”, mediante la creación de una figura jurídica nueva, las Juntas Gestoras. Cada Junta Gestora, formada por al menos 10 copropietarios, se constituye legalmente como una asociación con estatutos reguladores y un plan de actuación. Además, estas Juntas deben de ser totalmente transparentes, por lo que sus integrantes renuncian a los beneficios personales obtenidos de la explotación forestal en pos del bien común.

La solución

El modelo de montes de socios ha recibido varios premios, entre los que se encuentra el reconocimiento como “Best Practice” en el 9º Concurso Internacional de Buenas Prácticas de las Naciones Unidas o el premio “Elinor Ostrom Award” en 2017.

Una de las grandes ventajas del modelo de montes de socios es que es más económico que otros modelos utilizados por la administración para la gestión y cuidado de terrenos.

Con esta transformación legal y social de la gestión de los montes, Pedro está dando un paso más: desarrolla productos alrededor de las Juntas Gestoras basados en iniciativas de apadrinamiento y patrocinios, para aprovechar que estas pueden ejercer sobre las tierras colectivas, y así desarrollar economías rurales y sostenibles que consigan el máximo beneficio en ecológico, económico y social.

Entre estas iniciativas se encuentra el programa “Incendios Zero”, un sistema de apadrinamientos para dotar de cinturones contra el fuego a espacios naturales con especial valor medioambiental; o el programa de “Ecosistemas sostenibles” que, en territorios con una comunidad consolidada, pone en marcha modelos sostenibles de desarrollo agroecológico, para devolverles su competitividad económica.

Para seguir su proyecto: www.montesdesocios.info

Compartir en