¿Cuál es la mejor forma para proteger a las personas mayores?

Entre los individuos más vulnerables al COVID-19 se encuentran las personas ancianas. Muchos mayores de más de 65 años suelen tener patologías previas. Las enfermedades cardiovasculares, insuficiencia renal, diabetes, cáncer o condiciones pulmonares crónicas son algunas de estas dolencias. Por ello, es de vital importancia que conozcas cómo proteger a las personas mayores de manera eficaz.

Todas las informaciones apuntan a que los ancianos son el sector de la población con mayor riesgo de sufrir el coronavirus de forma grave. Las personas de 65 años y más pueden tener mayores complicaciones ante el coronavirus. Esto se debe a que durante la tercera edad su sistema inmunológico puede debilitarse debido a problemas serios de salud, o simplemente como consecuencia de la edad. Existe una serie de patologías que afectan la correcta función del sistema de defensa. Ciertas condiciones de salud preexistentes causan que el COVID-19 sea más agresivo. Por esta razón, debemos hacernos cargo y aplicar medidas de protección para las personas mayores.

Mayores que presentan más riesgos ante el coronavirus

El porcentaje más alto de decesos por COVID-19 proviene del grupo de adultos mayores. Aunque los ancianos gocen de buena salud general, es probable que sufran más ante el posible contagio. Las condiciones de salud preexistentes agravan el contagio y causan infecciones graves o fatales. Los padecimientos subyacentes predisponen al organismo a riesgos elevados, sobre todo en los mayores de 80 años, quienes tienen hasta cuatro y cinco enfermedades o dolencias a la vez.

Los padecimientos graves pueden llegar a limitar las reservas de defensa, afectando a todos los sistemas. Esto sucede porque con el envejecimiento disminuye tanto la respuesta inmunitaria innata como la adaptativa. Dado que el organismo tarda más en responder ante la infección, el virus gana ventaja y se hace rápidamente con el cuerpo. Por esta razón, puede provocar una enfermedad grave que puede acarrear la muerte. Los grupos de adultos mayores más afectados son quienes padecen:

  • Afecciones respiratorias;
  • Problemas respiratorios crónicos;
  • Diabetes;
  • Riesgo cardiovascular (como, por ejemplo, la hipertensión);
  • Cáncer (quienes se encuentran en procesos de quimioterapia y/o radioterapia);
  • Insuficiencia renal;
  • Personas que recibieron un trasplante;
  • Fumadores

Protección a personas mayores: precauciones a tomar

Puesto que los adultos mayores tienen más dificultad para controlar una infección viral, el distanciamiento social es la opción más indicada.

  1. Lo primero es seguir las indicaciones dispuestas por la Organización Mundial de la Salud, como lavarse las manos frecuentemente con jabón y agua tibia durante un tiempo prudencial.
  2. Se recomienda evitar el contacto humano en la medida de lo posible.
  3. Desinfectar aquellos objetos que se utilizan o que se tocan con frecuencia.
  4. Que un familiar o una persona a su cuidado abastezca al adulto mayor de provisiones alimenticias para al menos quince días.
  5. Seguir una alimentación saludable. Evitar la ingesta de alimentos que provoquen inflamación y aumentar el consumo de frutas y vegetales, así como de proteínas.
  6. Dedicar suficiente tiempo para el descanso, y que estos sean de calidad.
  7. Realizar ejercicio físico, ya que contribuye a reforzar el sistema inmune, además de disminuir inflamaciones y ofrecer beneficios emocionales. Puesto que en muchos lugares no está permitido salir de casa, es importante que la persona mayor camine dentro del hogar, en el balcón o por los jardines. De esta forma se evitará la depresión.
  8. Ventilar adecuadamente la casa o centro de residencia.
  9. Cancelar las citas médicas no esenciales. Recurrir a los servicios de telemedicina o contar con doctores que ofrezcan servicios domiciliarios.
  10. Hacer acopio para dos o tres meses de medicamentos esenciales recetados, pero evitar que las personas mayores se automediquen.
  11. Realizar actividades sociales a través de videoconferencias, puesto que la participación social es importante para no sentirse aislados.
  12. Asegurarse de que los cuidadores extremen las medidas de higiene, en especial cuando se trata de un anciano atendido por más de un cuidador. Verificar que tanto los cuidadores como los equipos que traigan consigo sean desinfectados. Los familiares del anciano deben contar con un plan de contingencia en caso de que el cuidador se enferme.
  13. Estar atento a cualquier manifestación de la sintomatología causada por el virus.
  14. Llevar a cabo una correcta higiene del adulto mayor y evitar que se esté tocando los ojos, nariz y boca.
  15. Si el anciano presenta síntomas de contagio (fiebre, dolor de garganta, dolores musculares, tos y dificultad para respirar) es necesario ponerse en contacto con un profesional del sistema de salud.

La participación vecinal en el apoyo a este grupo de riesgo está siendo, en muchas ocasiones, una salvación para algunos ancianos. Comunidades vecinales de edificios están prestando ayuda para hacerles la compra y así evitar cualquier contacto con el exterior. Todos los esfuerzos que se centren en frenar esta pandemia con solidaridad son una gran solución.

 



configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: