Wikiaquae

Las manchas mortales de petróleo

En los últimos cincuenta años se han producido más de cien derrames graves de petróleo desde barcos y plataformas de extracción. Estos accidentes generan alteraciones en los ecosistemas marinos y costeros que pueden tardar décadas en recuperarse.

 

Los principales perjudicados por los vertidos de petróleo son la fauna y la flora marina. Los peces se envenenan al consumir presas con crudo y la cadena trófica queda afectada. Los hidrocarburos destruyen también los huevos y pueden producir crías con malformaciones. Los moluscos mueren por sofocación y las algas no pueden realizar la fotosíntesis.

Además, las aves y mamíferos se impregnan de petróleo y acaban muriendo por intoxicación o hipotermia. El vertido de crudo también provoca daños notables en el paisaje costero. Aún así, aunque es complicado, su carácter biodegradable permite que buena parte pueda ser retirado.

 

 


configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: